No llores por mí, Argentina

No llores por mí, Argentina

Errores de Macri resucitaron las posibilidades electorales del populismo. ¡Que no pasé acá lo mismo!

11 de mayo 2019 , 10:44 p.m.

El 7 de mayo se cumplieron 100 años del nacimiento de Evita Perón, la figura icónica del populismo peronista en Argentina. El día de su celebración, muchos argentinos lloraron, a pesar de que Evita los instaba a no hacerlo en el musical de Broadway que lleva su nombre. Unos, porque la echan de menos. Otros, porque temen que su versión moderna, Cristina de Kirchner, pueda ganar la próxima elección presidencial por el hecho de que la popularidad del presidente Mauricio Macri es hoy aún menor que la suya. Su triunfo conduciría de inmediato a una crisis económica más aguda que la que hoy padece la nación austral.

¿Por qué las crisis argentinas son tan recurrentes, después de que ese país fuera el quinto más rico del mundo? La mayoría culpa al populismo peronista, y no le falta razón. Pero también es cierto que Macri, los presidentes del Partido Radical (Alfonsín y De la Rúa) y Menem, el único peronista ‘neoliberal’, cometieron errores graves y, por ello, después del inicio de una recuperación leve, la economía volvió a caer en crisis bajo sus mandatos. Ninguno de ellos afrontó de manera rápida y decidida el desequilibrio fiscal que heredaron de sus antecesores populistas, con lo cual la economía continuó siendo muy vulnerable a cambios de sentimiento de los inversionistas. Algunos de ellos permitieron una revaluación peligrosa del peso y otros, como Macri, aplicaron una política demasiado gradualista para reducir la inflación.

El lento ajuste fiscal y el descenso de la inflación ocasionaron la primera crisis de Macri a mediados del año pasado cuando, ante un aumento en la volatilidad de los mercados financieros internacionales, los inversionistas se fueron súbitamente de Argentina y Turquía, precisamente por sus desequilibrios macroeconómicos. Esa crisis, como las anteriores, obligó a buscar el apoyo del Fondo Monetario Internacional. Pero ese préstamo y los acuerdos iniciales de ajuste fiscal y monetario no fueron suficientes para detener la sangría. Hubo que aumentar el paquete del Fondo a cifras sin antecedentes y endurecer mucho sus condiciones (emisión monetaria y déficit fiscal cero). Aun así, en medio de un ajuste muy fuerte, volvieron a salir capitales en febrero y marzo de este año, a devaluarse más el peso, a volver a subir la inflación, y la economía sigue en recesión.

Este último episodio tiene perplejos a los analistas. Una tesis en boga es la de que como la crisis condujo a una baja de Macri en las encuestas, hasta el punto de que resucitó la posibilidad de que Cristina sea elegida (según las últimas, ganaría en segunda vuelta), los inversionistas se asustaron y sacaron capitales. Y eso condujo a una mayor devaluación, mayor inflación, menor crecimiento y una mayor caída de Macri en la opinión. En otras palabras, ¡el susto a Cristina tiende a hacer más probable que ella gane! Otra tesis dice que Macri perdió también credibilidad por haber recurrido en su desespero a controlar precios y elevar subsidios, como lo hacía su rival.

El equipo de gobierno cree en la primera interpretación. Por eso, Macri llamó a suscribir un pacto nacional por la estabilización de la economía, gane quien gane, basado en un decálogo de medidas. Pero ya esta semana Cristina, y algunos peronistas moderados como Lavagna, respondieron que un pacto nacional necesitaría además metas sociales concretas.

El nuevo desastre argentino puede causar problemas en el resto de la región, y debería prender las alarmas del gobierno Duque y el Centro Democrático. Por no completar más rápidamente el ajuste fiscal y por caer en tentaciones populistas, en materia salarial y pensional, mantenemos una vulnerabilidad económica que puede costar caro. Una crisis podría lograr el milagro de recuperar la popularidad de Petro, a pesar de todo lo que ha hecho para perderla, tal y como sucedió con Cristina.

GUILLERMO PERRY

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.