La madre de las violencias

La madre de las violencias

A tiempo que reducimos la violencia armada hay que erradicar la que sufren a diario mujeres y niños.

09 de febrero 2019 , 11:48 p.m.

En Colombia tuvimos uno de los mayores índices de homicidios en el mundo como consecuencia de nuestro inhumano conflicto interno. La desmovilización de paramilitares y Farc, aunque incompleta, ha producido una notable reducción en esa y otras formas de violencia. El Eln, los disidentes de las Farc y otras ‘bacrim’ aún asolan parte de nuestro territorio, y es imprescindible avanzar en su control y sometimiento. Pero el menor ruido de las metralletas y las minas antipersonas ha comenzado a dejar oír el clamor nacional contra otras formas de violencia, tanto o más degradantes e inaceptables: las que padecen cotidianamente muchas mujeres y niños, con frecuencia en los hogares.

Cifras globales de Naciones Unidas indican que el 35 % de las mujeres han experimentado alguna forma de violencia. Diversos estudios muestran la relación de esta bochornosa evidencia con otra igualmente penosa: los altos niveles de violencia intrafamiliar. La mitad de los homicidios y violaciones de mujeres y niñas son cometidos por sus parejas, exparejas, padres o tíos. Los niños hombres que sufren violencia en el hogar tienden luego a exhibir comportamientos violentos, en especial contra las mujeres. Las mujeres y los niños más afectados pertenecen a grupos que padecen discriminación por su raza, estrato social u orientación sexual, pero esos indicadores son altos aun en las élites nacionales.

La mayor incidencia de estas formas de violencia ocurre en África, los países árabes y América Latina y el Caribe. Colombia ocupa entre el segundo y el cuarto lugar en nuestro hemisferio en estos ‘rankings’ de la deshonra. Los altos índices de violencia contra mujeres y niños en nuestra región parecen deberse tanto a nuestra cultura machista como a los altos niveles de desigualdad social y discriminación. Son particularmente altos contra los menores en Colombia y los países centroamericanos que han sido afectados por conflictos internos. Está documentado el casi increíble grado de violencia contra mujeres jóvenes y niños ejercido por las organizaciones guerrilleras y paramilitares.

Las voces contra estas formas de violencia han ido creciendo. Un “nuevo feminismo”, más seguro de sí mismo, más maduro y más incluyente (con llamados a que los hombres razonables nos incorporemos a su lucha) está liderando una campaña global contra esas conductas. Se hizo sentir con fuerza en el reciente Festival Hay en Cartagena, con la presencia de figuras emblemáticas como la escritora Chimamanda Ngozi Adiche y novelistas colombianas como Laura Restrepo.

Chimamanda es una brillante, hermosa, orgullosa y muy femenina mujer nigeriana que vive desde hace años en los EE. UU. y ha escrito extraordinarias novelas como ‘La flor púrpura’, ‘Medio sol amarillo’ y ‘Americanah’, que muestran de manera vívida y profunda la discriminación que se sufre en África por ser mujer y en EE. UU., tanto por ser mujer como por ser negra. Su libro ‘Todos debemos ser feministas’ es un gran ejemplo de este nuevo feminismo.

La última novela de Laura, ‘Los divinos’, fue escrita a partir de un horrible caso que obligó a la encopetada sociedad bogotana a aceptar que los problemas de violencia contra las mujeres y los niños no son patrimonio exclusivo de sectores con baja educación o de “provincia”. Laura conmovió a sus oyentes al demostrar que el hombre que ejerce violencia contra la mujer se degrada tanto como quien que la padece, y que todos somos culpables de este drama: las madres que endiosan a los hijos, los padres que los tratan mal, los amigos que celebran su machismo, las mujeres subyugadas por los ‘machitos’, los hombres que sienten amenazado su rol tradicional, los ciudadanos pasivos. Al igual que Chimamanda, hizo un emotivo llamado a los hombres para que nos sumemos masivamente a las campañas del nuevo feminismo.

Ojalá respondamos.

GUILLERMO PERRY

Despierta con las noticias más importantes.Inscríbete a nuestro Boletín del día.

INSCRIBIRSE

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.