Hidroituango: esperemos lo mejor

Hidroituango: esperemos lo mejor

¿Es recuperable la presa? Esperamos que sí. En caso contrario, esto significaría enormes pérdidas.

27 de marzo 2019 , 07:00 p.m.

La Central Hidroeléctrica Ituango estaba diseñada para que entrara en operación en diciembre de 2018 y entregara su capacidad de generación de 2.400 megavatios, 12 por ciento de la oferta energética colombiana, en agosto de 2019. Sin embargo, debido a la contingencia surgida a partir de abril de 2018, se han aplazado esas fechas para el 2021 y el 2022.

La concepción del proyecto tiene más de 50 años, cuando empezaron los primeros estudios. Es decir, Hidroituango no es un proyecto improvisado. A partir de 1962, con los aportes de los reconocidos ingenieros y socios fundadores de Integral S. A., Lucio Chiquito y José Tejada, comienza a tomar cuerpo la idea, según el exgerente de EPM y exrector de la Universidad Nacional Darío Valencia. Los estudios de hidrología, geología, sismología y geomorfología los realizó Integral entre 1979 y 1983, sustentando la viabilidad del proyecto.

Reemplazar la capacidad de generación de Hidroituango de 2.400 megavatios por una energía alternativa no es nada sencillo.

Sin embargo, a partir del 28 de abril de 2018 comenzó el viacrucis de Hidroituango, con el taponamiento del túnel de desviación, haciendo llenar la presa apresuradamente en período de lluvias y amenazando con desbordarla y causar así una tragedia que arrasaría con las poblaciones aguas abajo. Afortunadamente, esto no pasó, aunque las comunidades sufrieron toda la contingencia con el corazón en la mano. Esta crisis todavía no termina, y el futuro de Hidroituango sigue siendo incierto, después de 11 meses.

Un poco después, EPM realizó el 18 de julio un foro sobre la “contingencia” de Hidroituango en el Concejo de Medellín. En general, se concluyó que si algo falló se debió a un hecho imprevisible, inexplicable dada la evidencia existente. Se aceleraron los trabajos porque había un atraso en las obras para poder empezar a generar energía a fines de 2018, y todo se hizo de acuerdo con “las mejores prácticas de la ingeniería” y con los mejores materiales existentes, dicen los constructores. Además, se conocían las condiciones geológicas, hidráulicas, el riesgo símico, la calidad de los materiales, etc.

Sin embargo, a pesar de las negaciones, según el informe contratado por EPM, por exigencias de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla), y hecho público el 1.° de marzo, la empresa noruego-chilena Skava, para diagnosticar la causa-raíz que llevó a declarar la contingencia, el problema reside en la “erosión progresiva de una zona de cizalla –zonas de deformación del terreno que pueden ser milímetros o metros”–, en la galería auxiliar de descarga (GAD), también conocida como tercer túnel, que no estaba en los diseños originales y tampoco tuvo licencia ambiental respectiva debido a “diagnósticos deficientes en la etapa de asesoría de la construcción” (Semana.com) que llevaron a debilitar el macizo rocoso. Es decir, el piso del túnel no estaba recubierto con cemento, y eso permitió su erosión, su posterior colapso y taponamiento del agua y, en consecuencia, la susodicha contingencia. Este túnel fue construido para acelerar el proyecto y recuperar el atraso de las obras. Skava señala a Integral como responsable de este desacierto.

No obstante las bondades de la hidroeléctrica, y a pesar de afectaciones serias en el ecosistema del río –ya contaminado por el mercurio de la minería, los insecticidas y plaguicidas de la agricultura comercial y los desechos urbanos–, que llegó casi a secarse, hay una sombra –que no podrá ser borrada– y es la historia de desalojo, desplazamiento y asesinatos que ocurrieron en la zona del bajo Cauca entre 1996 y 2003, según el columnista Juan Diego Restrepo. Por lo tanto, es necesaria una reparación integral a las comunidades afectadas, empezando por escuchar las quejas y denuncias, y que los organismos competentes se comprometan con las comunidades a finalizar las investigaciones.

La indiferencia de los gobiernos Nacional y departamental y de EPM frente a esta situación no puede continuar, debe haber respuestas y reparaciones, así como tenerse en cuenta las objeciones y preocupaciones de la comunidad, aliviando la situación de zozobra y desazón frente a su futuro.

Por otro lado, los críticos de este proyecto deberían tener en cuenta que la energía es vital para el desarrollo del país, y que reemplazar la capacidad de generación de Hidroituango de 2.400 megavatios por una energía alternativa no es nada sencillo. Por ejemplo, para generar “entre 6.000 y 9.500 megavatios de energía fotovoltaica (se) necesitan entre 6.000 y 9.000 hectáreas e interconectarlas” (exgerente EPM J. Esteban Calle). Es decir, un área equivalente a 60 y 90 millones de metros cuadrados. Un proyecto nada despreciable en tiempo e inversiones.

Ahora, la pregunta clave: ¿es recuperable la presa? Todos esperamos que así sea. En caso contrario, esto significaría enormes pérdidas para EPM y un efecto negativo muy grande sobre la oferta de energía futura. Además, cerca de 10-12 billones de pesos se perderían de manera directa, al igual que las transferencias billonarias al municipio, empeorando la difícil la situación social medellinense, y EPM tardaría mucho tiempo en asimilar esta catástrofe económica.

EPM no es solo antioqueña, también es colombiana, pues ha demostrado que una empresa pública bien manejada, sin politiquería, es viable y contribuye al desarrollo nacional.

Sal de la rutina

Más de Guillermo Maya

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.