Pliego tipo y desarrollo empresarial

Pliego tipo y desarrollo empresarial

Debemos hacer todo lo posible para evitar que la transparencia sea derrotada.

04 de octubre 2019 , 07:43 p.m.

La corrupción es la reina de todos los problemas de nuestro país. Las encuestas siempre ponen este flagelo como el más temible de ellos, inclusive por encima del desprestigio del Congreso, de los grupos al margen de la ley y de la inseguridad.
Todo lo anterior indica que si Colombia quiere ser un país digno, por ejemplo, de estar en la Ocde y ser un destino de inversionistas, debe y tiene que luchar contra la corrupción, pero no con propuestas y mentiras, como sucedió cuando recientemente el Congreso de la República hundió la ley anticorrupción que avalamos los colombianos en las urnas.

Para la muestra, este otro botón. En los últimos días, el debate político ha estado centrado en la discusión del alcance de las propuestas que se discuten en el Congreso en torno a los pliegos tipo, que han sido motivo de angustia desde su concepción y presentación al Congreso a finales del año 2017. La Federación Colombiana de Municipios, y en particular su eterno director, hicieron un intenso lobby para hundirlo, con resultados infructuosos. Posteriormente, tengo entendido, demandaron la ley ante las instancias judiciales ¿Por qué tanto miedo? Simplemente, porque con los pliegos tipo se les acaba a muchos gobernantes locales la fiesta con los recursos públicos.
Varios de mis colegas del gobierno Santos insistieron y explicaron con claridad la importancia de estandarizar las condiciones habilitantes, para así cerrarles la puerta a los corruptos, quienes, al final, lo único que hacen es anular cualquier oportunidad de desarrollo en todas las regiones del territorio nacional.

El Estado es un agente económico fundamental para la actividad productiva del país, y las compras públicas son el motor del desarrollo empresarial. A través de este mecanismo se promueve la competencia en los mercados, se consolidan nichos de emprendimiento y fuentes de generación de empleo.

Teníamos también suficiente evidencia sobre la forma abusiva como algunas administraciones locales habían manejado y siguen manejando la contratación de obras de gran importancia para sus regiones

Desafortunadamente, las compras públicas tienden a convertirse en un fortín político, y ahí aparece el peor de nuestros males: la corrupción. Por eso es tan importante establecer reglas de juego únicas. El principio de concurrencia sobre el cual se fundamenta la contratación pública consiste en que todas las empresas puedan participar en los concursos públicos y así ser partícipes de los beneficios antes mencionados. Esto es precisamente lo que garantiza y protege el pliego tipo.

La experiencia nos ha demostrado que a través de alcaldías y gobernaciones responsables se pueden hacer excelentes labores en beneficio de las comunidades. Desde estas entidades se definen políticas de contratación orientadas a la promoción de la competencia y a salvaguardar la transparencia. Desde el Ministerio de Transporte, tampoco dudamos un minuto sobre la pertinencia de elevar a rango de ley la obligatoriedad del pliego tipo.

Teníamos también suficiente evidencia sobre la forma abusiva como algunas administraciones locales habían manejado y siguen manejando la contratación de obras de gran importancia para sus regiones. Nos acompañaron en esta lucha la Sociedad Colombiana de Ingenieros y la Cámara Colombiana de la Infraestructura.

Por eso, desde el ministerio nos pusimos la tarea de sacar adelante la Ley 1882 de 2018. Hoy, al igual que en ese momento, debemos hacer todo lo posible para evitar que la transparencia sea derrotada por un debate demagógico en favor de la descentralización, y que no vaya a ser que a la hora de la votación en plenaria del Congreso le vuelvan a introducir a la ley el famoso mico para que participen en las decisiones entidades que solo tienen intereses politiqueros.

Esperemos que con acertadas decisiones como está, apoyada también por el actual Gobierno Nacional, empezaremos, ahora sí, a torcerle todos los colombianos el pescuezo a la corrupción.

P. D. Muy lamentable el fallecimiento de Guillermo Perry. Gozaba de un conocimiento e inteligencia superior.

* Exministro de Transporte

Empodera tu conocimiento

Más de Germán Cardona Gutiérrez

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.