Una reflexión patriótica

Una reflexión patriótica

Se necesita una fuerza militar que contribuya a estabilizar antiguos escenarios del conflicto.

12 de agosto 2018 , 11:11 p.m.

Desmontar una guerra de cincuenta años no es como soplar y hacer botellas. Así nos tocó. Complejo, y todo al tiempo. Y aún falta. Entre las cosas que el país no se ha planteado todavía está el futuro de las Fuerzas Amadas: el ‘qué hacer’ y el ‘qué no hacer’ con la doctrina, con la estrategia de defensa externa, con la estructura institucional del ministerio y la composición y el tamaño de sus componentes en un escenario de posconflicto.

Varios países con procesos de paz cayeron en la tentación de desmantelar sus estructuras militares; por ejemplo, Guatemala y El Salvador. Allá se impuso el miedo al regreso de las dictaduras. Se compró la tesis –muy de los liberales foráneos– de que las estructuras militares de carácter nacional eran una amenaza a los procesos de paz. El efecto fue desastroso. Mientras las maras, las bandas y los carteles regionales de droga se consolidaban, la capacidad del Estado de confrontarlos se diluía. El resultado en esos países han sido unas estructuras de seguridad impotentes ante el ascenso del crimen.

Colombia, para su bien, ha sostenido una doctrina en la que la integración de todas las fuerzas en torno a la misión y los objetivos estratégicos consolidan un poder nacional multidimensional altamente eficaz. Contar con una Policía Nacional con coordinación política local y mando central ha sido decisivo. Quienes claman por la ‘politización’ de la policía –por ejemplo, entregándosela a un ministerio– con el peregrino argumento de que eso la haría ‘más civilista’ están profundamente equivocados. En momentos en que aquí existe una batalla por apoderarse de las rentas ilegales y de los territorios, desmembrar la policía en jurisdicciones independientes llevaría a lo que ocurre en México. Allá hay seis cuerpos policivos diferentes, actuando en paralelo y sin unidad de propósito.

Otros interrogantes. ¿Qué hacer con el grueso de los soldados profesionales colombianos –verdaderos patriotas con experiencia legendaria– cuando están cumpliendo su ciclo vital? Perder esa capacidad por retiro no es racional. Sin duda, hay que incorporar nuevas generaciones, pero los que deseen continuar al servicio del país –en el posconflicto– pueden cumplir una misión decisiva. Se necesita una fuerza militar intermedia que contribuya a estabilizar los antiguos escenarios del conflicto.

La realidad es que Colombia tiene cómo disuadir y contener el aventurerismo bélico venezolano. La pobre capacidad de las fuerzas bolivarianas quedó patéticamente ilustrada por los soldados corriendo despavoridos en el supuesto atentado a Maduro. Sin embargo, eso no exime al país de hacer urgentemente un replanteamiento doctrinario y de capacidades, en cuanto a la seguridad estratégica, dado el contexto de mayor vulnerabilidad que se vive hoy.

A lo largo de nuestra historia, la estructura institucional y de educación del sector defensa, y los fundamentos doctrinarios de la seguridad nacional, ha sufrido cambios importantes después de reflexiones profundas de misiones expertas. Esos trabajos llevaron a cambios paradigmáticos que adecuaron el sector a las nuevas circunstancias de la época. Estamos viviendo en un nuevo mundo, lleno de riesgos. Es hora de convocar una nueva reflexión, al mismo tiempo académica, independiente y patriótica. La cúpula actual –la que el bárbaro de Macías pidió relevar– ha hecho un gran trabajo preparatorio en ese sentido. Esa reflexión –si la lidera el presidente Duque– sería un fundamento decisivo para cimentar la unidad nacional.

Dictum. La guerrilla del Eln debería ser juzgada por traición a la patria si sigue nutriendo el belicismo chavista contra Colombia.


GABRIEL SILVA LUJÁN

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.