Tin Marín de do pingüé...

Tin Marín de do pingüé...

El dilema que tiene Uribe es que necesita ganar a toda costa y para eso le urge un candidato viable.

30 de octubre 2017 , 02:00 a.m.

Zuluaga por el Consejo Nacional Electoral es una decisión legítima tomada por el órgano competente establecido en la Constitución Nacional para dirimir asuntos que tengan que ver con las campañas electorales y el ejercicio del derecho al sufragio. Otro debate distinto, pero necesario, es si esa instancia es arcaica o insuficiente.

Más que adentrarnos en el análisis de las falencias institucionales del Consejo, es bueno preguntarse cuáles son las consecuencias que trae la reaparición de Óscar Iván Zuluaga en el escenario electoral, en particular su impacto en las riñas intestinas del Centro Democrático. Como dijo Rudolf Hommes en su columna de ayer, su regreso a la política cambia el contexto de las elecciones presidenciales.

La helada indiferencia con la que el jefe del Centro Democrático recibió la resurrección de la candidatura de Óscar Iván revela mucho sobre lo que posiblemente va a ocurrir en el proceso interno de selección del portaestandarte del uribismo para el 2018. Esa frialdad, más el anuncio de que el propio expresidente Uribe va a presidir la lista –cerrada– al Senado, confirma quién es el que hace lo que quiera con esa colectividad.

Para Uribe, el Centro Democrático es un coto de caza privado, un partido que tiene poco de democrático; evidentemente no es de centro, además de que internamente no permite el pluralismo ni tolera matices. Sin embargo, no obstante la omnipresencia de ‘il Duce’, el absolutismo con el que él ha conducido a su grupo se le está resquebrajando. Las debilidades que surgen por su estilo de liderazgo y por el inevitable desgaste que acarrea el tiempo han generado fuerzas centrifugas que amenazan su autoridad absoluta.

El debilitamiento del liderazgo de Uribe está asociado a su obsesiva agenda unidimensional –su guerra personal contra el proceso de paz– y ha sido desvirtuado por los hechos. La inmensa mayoría de los colombianos no quieren regresar a la guerra. La entrega de las armas de las Farc fue un éxito, a pesar de sus imperfecciones y todas las falsedades del uribismo.

A pesar, también, de las naturales dificultades de un proceso tan complejo, la mayoría de las zonas en las que reinaba ese grupo terrorista están en calma y con una presencia –en ascenso– del Estado.

Su aspiración de ser el emperador incuestionado de sus copartidarios, característica del estilo de mando del expresidente, no parece hoy realista. Su autoridad ya no es la misma, y se le ve la angustia típica de la proverbial gallina criando patos cuando se le echan al agua sin su consentimiento. Ya no es tan fácil que el candidato sea “el que diga Uribe”. El fantasma de la división se vislumbra en el horizonte...

El otro dilema que tiene Álvaro Uribe es que necesita ganar a toda costa, y para eso le urge un candidato viable capaz de conseguir los votos. Su dilema es que cuanto más disciplinado y obsecuente el personaje, menor su factibilidad electoral. Eso es evidente cuando se comparan, por ejemplo, las posibilidades de un curtido en lides electorales como Zuluaga con las de los demás. Y algo que obsesiona a Uribe es que en la siguiente presidencia no le pase lo que –contra su voluntad– es inevitable. El cargo de primer mandatario no puede tener jefe distinto que los intereses de la nación. Para escoger su candidato presidencial va a terminar aplicando el tradicional juego que usan los niños para dirimir controversias: tin Marín de do pingüé, cúcara mácara, títere fue.

Dictum. A pesar de muchas diferencias ideológicas con Fabio Echeverri Correa, debemos reconocer que su fallecimiento es una pérdida para el país. Nos hacen falta líderes así de enfáticos y de patriotas.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.