¿Obedecer o acatar?

¿Obedecer o acatar?

Botero Nieto dijo cosas inapropiadas que no le corresponden a la cabeza política del sector defensa.

21 de agosto 2018 , 12:40 p.m.

Algo anda mal cuando los supuestos amigos y los que se autoproclaman defensores políticos, a ultranza, de las Fuerzas Armadas de Colombia han construido un patrón sistemático que conspira contra las propias instituciones castrenses y policiales. La cadena de acciones y las palabras de los políticos del Centro Democrático, y del propio ministro de Defensa, son una peligrosa venia retórica a la derecha reaccionaria, que poco favorece a las mujeres y los hombres que portan las armas de la República. De hecho, no solo faltan a su honor, sino que también los han expuesto a riesgos institucionales, políticos y jurídicos que pueden afectar su presente y su futuro, tanto a nivel institucional como personal.

El actual señor ministro de la Defensa Nacional, Guillermo Botero Nieto, en su discurso en la ceremonia de reconocimiento de las tropas, hizo unas manifestaciones sobre las FF. AA. equivocadas y altamente politizadas. Eso precisamente es lo que no debe hacer un mindefensa que, por ostentar el mando inmediato sobre la capacidad bélica del Estado, debe tener extremada prudencia. Botero no debería darle primacía a aupar los intereses de su sector parlamentario, a ser políticamente correcto con su líder, por prominente y amigo que sea, como lo hizo en el Campo de Marte de la Escuela de Cadetes.

Botero Nieto dijo cosas inapropiadas y provocadoras, que no le corresponden a la cabeza política del sector defensa. Si existen un tema y un frente por ser incluidos en el pacto nacional propuesto por el presidente Duque es precisamente este, el de la seguridad nacional. A pesar de que Botero intentó hacer los protocolarios saludos a la bandera, sacó las uñas, no se aguantó. Atacó a las Fuerzas, el proceso de paz y la política de seguridad del gobierno pasado. Dijo a los militares, ni más ni menos, que ahora sí “van a recuperar su carácter combativo”, insinuando abiertamente que las Fuerzas se habían vuelto ineficaces, flojas y condescendientes. Me imagino que para él sí hubieran sido combativas si los soldados de la patria se insurreccionan y se oponen a la reconciliación.

Continuó afirmando que ahora sí el nuevo gobierno va a “conseguir y mantener el apoyo de la sociedad colombiana al cumplimiento de su misión”, otra vez sugiriendo, con crudeza de abarrotero, que los colombianos no apoyamos a las Fuerzas, cuando la realidad es que las instituciones más respetadas y con mayor favorabilidad del Estado colombiano son precisamente las militares. El prestigio nacional e internacional de nuestras Fuerzas nunca había sido tan alto.

Y como para terminar, remata con esta perla: “Vamos a recuperar el ímpetu, la voluntad de lucha, la firmeza y la decisión a la hora de enfrentar a quienes amenazan a nuestra sociedad”. Cuando hay que recuperar algo es porque ese algo se refundió por el camino. Es decir, según el ministro, nuestras instituciones castrenses y policiales perdieron el ímpetu, la voluntad, la firmeza y la decisión. ¡Hágame el bendito favor!

Además de ser un grave insulto, la tesis subyacente convierte el logro de la paz no en el resultado de la victoria de las Fuerzas –algo que reconocen hasta las Farc–, sino en una derrota. Si se trata de desmantelar la polarización –como creemos pretende el primer mandatario–, Botero la llevó al corazón, al núcleo, de lo más sensible del alma de las Fuerzas Armadas. Si cree que adentro fue bien recibido, se equivoca. En los corrillos ya se están preparando. Obedecer no es lo mismo que acatar.

Dictum. Sin duda, la presencia masiva del Gobierno en la Andi es saludable. Pero ojo con confundir la lista de Navidad del sector privado con las aspiraciones de los colombianos.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.