La lorita mojada

La lorita mojada

La actual administración y el partido de gobierno se siguen comportando como niños acusetas.

01 de abril 2019 , 12:39 a.m.

Yo crecí en una casa con solar. Era como una finca en miniatura con palos de cerezo, brevo, papayuela, feijoa; también, algo de verduras, yerbabuena, tomillo y toda clase de ingredientes vegetales que nadie sabía realmente qué eran. No solo la casa era como una diminuta granja, sino que también parecía un zoológico de bolsillo: un gallo, dos gallinas, tres perros, cuatro gatos adoptados, un conejo, tortuga, una culebra de agua y patos. En este minúsculo enclave rural –en la mitad de la ciudad–, el animal más interesante era una lora.

Uno de mis ocho hermanos tuvo una brillante idea: para evitar el ejercicio de mi condición de primogénito, le enseñó a la lorita a denunciarme a viva voz. Con cualquier incidente, la desgraciada lora gritaba a todo pulmón: “Fue Gabriel, fue Gabriel”. La lora chillaba mi nombre, y mi madre, que en paz descanse, decía: “Tráiganme la fusta”.

Recordé ese episodio de mi remota infancia, increíblemente, por los aconteceres de la política actual. El senador Uribe Vélez, los ministros uribistas, Macías, las Palomas y los José Obdulios son como mi lorita. No es sino que surja en el país una dificultad, fracase una política gubernamental, se equivoque Duque, los derroten en el Congreso, o que los indicadores le desfavorezcan, y empiezan peor que la cotorra de mi casa. “Fue Santos, fue Santos”.

Hay un momento en la vida de las personas y los gobiernos en que hay que madurar y dejar de echarles la culpa a los demás. Desafortunadamente, la actual administración y el partido de gobierno se siguen comportando como niños acusetas asignándoles a otros la responsabilidad de sus propias embarradas, en particular al presidente anterior.

Se les sale de las manos la protesta social en el Cauca, y la explicación de los ministros responsables es la de mi lorita: ‘Fue Santos, fue Santos’. El desempleo llega a niveles preocupantes, como lo señaló recientemente Sergio Clavijo, de Anif, y lo único que dice el Gobierno es: ‘Fue Santos, fue Santos’. El déficit fiscal, incrementándose por decisión del actual gobierno; el déficit cambiario, sin ceder; la deuda externa, disparada; la confianza del consumidor, en picada, y la respuesta es: ‘Fue Santos, fue Santos’.

El Fiscal General de la Nación hizo ante la Comisión Primera del Senado un descarnado análisis de la evolución del crimen en los últimos meses, concretamente en el 2019 –repito como la lorita, 2019–, en el que se observa el aumento desorbitado de la extorsión, de los hurtos de todo tipo, del robo de bicicletas y el asesinato de ciclistas, de los ataques terroristas... me imagino que para ellos, también es culpa de Santos.

El Comité Internacional de la Cruz Roja concluye que “la situación humanitaria en Colombia es cada vez más compleja... en muchos casos, la situación de seguridad se ha deteriorado seriamente”. Y la respuesta del Gobierno es la misma: ‘Fue Santos, fue Santos’. Y ante la peligrosa arremetida de Trump contra Colombia, denunciando que durante el gobierno Duque crece la llegada de droga a EE. UU. y no se ve acción real, la respuesta del partido de gobierno es: ‘Fue Santos, fue Santos’, en vez de contestarle a EE. UU. con la dignidad y claridad que corresponderían. Los gringos han revivido el espectro de la descertificación, pero reconocen que nuestro Presidente es un “buen tipo”.

Mi madre se dio cuenta, finalmente, del ardid, regaló la lora y empezó a sacarnos la fusta a todos los nueve hijos por igual. Algo así le va a pasar a este gobierno si sigue evadiendo su responsabilidad política. El que solo usa el espejo retrovisor termina destartalándose en la primera curva.

'Dictum'. Es irresponsable que el gerente de la FNC diga que los cafeteros se están pasando a la coca. Está poniendo a los cafeteros de Colombia en la mira de la lucha antinarcóticos. Y de paso se lleva por delante ochenta años de defensa de la reputación de nuestro grano.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Sal de la rutina

Más de Gabriel Silva Luján

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.