Secciones
Síguenos en:
Convidados de piedra

Convidados de piedra

Una Venezuela chavista representa una amenaza estratégica para Colombia.

No hay ninguna duda de que una Venezuela chavista representa una amenaza estratégica para Colombia. Que los que critican la política del actual gobierno hacia Venezuela no pronuncien discursos apasionados no quiere decir que no tengan clara la magnitud del peligro que representa Maduro. Los discursos agresivos de Duque ya no sacaron a Maduro del poder; de hecho, no han logrado nada distinto que fortalecer su dominio dictatorial. Entonces, cabe preguntarse, ¿a estas alturas qué posibilitaría una transición hacia la democracia en Venezuela?

Las salidas gestionadas desde América Latina perdieron su oportunidad, en gran medida por los errores de la estrategia bilateral de este gobierno, que coincidió con la llegada de Bolsonaro y su retórica agresiva e intervencionista hacia Venezuela. Adicionalmente, la pandemia y las elecciones en EE. UU. impusieron una pausa ineludible en las gestiones diplomáticas y en el interés hemisférico y global en el asunto.

Maduro supo aprovechar muy bien esa pausa para expandir las fronteras de su autoritarismo hasta copar completamente los pocos espacios que quedaban disponibles para la oposición. Sin embargo, ya se empieza a notar que esa ‘calma chicha’ no durará para siempre. Dado que el espacio estrictamente latinoamericano y hemisférico fracasó en su intento de encontrar una salida, no queda otra opción que buscar las alternativas que ofrece el escenario global.

La aproximación unilateral de Estados Unidos, las sanciones económicas y legales, así como la amenaza del uso de la fuerza –que fueron los recursos predominantes a los que apeló Trump– no lograron el objetivo. La llegada de Biden a la Casa Blanca representa una oportunidad para repensar esa estrategia y liderar una aproximación multinacional (que no quiere decir multilateral) que ofrezca un enfoque mucho más eficaz.

La sostenibilidad del régimen de Maduro está asociada a una serie de alianzas globales con aquellos países que tienen rivalidad estratégica significativa con Estados Unidos. Para países como Irán, Rusia, China, Corea del Norte y Cuba, tener en las propias barbas del Tío Sam una retaguardia con ‘capacidad de perturbación’ es significativo. Y por eso han mantenido niveles muy importantes de apoyo, apostándole a que Venezuela es un recurso estratégico potencial que justifica ampliamente el costo de las ayudas, condonaciones y prebendas que mantienen a Maduro en el poder.

En ese contexto, la única manera de cambiar esa dinámica es si EE. UU. involucra el tema de Venezuela en el diálogo que iniciará Biden, precisamente con esos rivales estratégicos, dentro de su política de reencuentro diplomático con el mundo. Es decir, en vez de ponerle más sanciones a Venezuela, hay que usar las que existen contra los aliados internacionales del régimen chavista. Dado que en Washington ya están pensando en modificarlas a cambio de concesiones en los temas de interés, se puede incluir en las exigencias su colaboración en la solución de la cuestión venezolana. Mejor dicho, si la crisis en Venezuela no se integra a las prioridades estratégicas globales de los gringos, no habrá demasiada esperanza.

Venezuela es un ‘activo’ valioso para los rivales de Estados Unidos. Sin embargo, Maduro no es tan importante como para dejar de sacrificarlo a cambio de un nuevo acuerdo nuclear con Irán, a cambio del levantamiento de las sanciones económicas a Rusia, a cambio de un acceso no conflictivo de China al mercado gringo, a cambio de una normalización plena de las relaciones económicas y diplomáticas con Cuba. Es decir, la transición en Venezuela no pasa por Bogotá, ni siquiera por Caracas. Ya está en manos de otros.

Dictum. Es desconcertante observar a periodistas y columnistas impúdicamente haciendo barra y acorralando testigos para que mientan en el caso de Odebrecht.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.