‘Casa de papel’, primera temporada

‘Casa de papel’, primera temporada

Los bancos más importantes del mundo se están comportando como la banda de ladrones de la serie.

04 de agosto 2019 , 10:48 p.m.

Los bancos centrales más importantes del mundo se están comportando como la famosa banda de ladrones en ‘Casa de papel’. Como en la serie, estos también andan dedicados a imprimir dinero y luego regalarlo, en este caso mediante unas tasas de interés cercanas a cero o negativas. La Reserva Federal redujo, por primera vez en ocho años, su tasa de interés de referencia en un cuarto de punto y ha indicado que mantendrá esa política. El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dice que hará lo imposible antes de irse, incluso recurriendo a medidas poco ortodoxas, para impedir una recesión en el Viejo Continente.

El camino que ha tomado la política monetaria es un abierto reconocimiento de que se está acabando la fiesta. Hay síntomas claros de que el combustible que aceleró la economía estadounidense –la significativa reducción de impuestos que hizo Trump a los más pudientes y a las empresas– se está agotando. En Europa, la modesta reactivación de los últimos dos años se ve cansada y tambaleante. Y así sucesivamente.

Los gobiernos y las autoridades económicas, con los dedos cruzados, ruegan para que las medidas que se han tomado, y las que ya se anuncian, sean suficientes para devolver al mundo por la senda de la expansión económica. La pregunta del millón es si esas disminuciones en las tasas de interés, combinadas con la recompra de bonos y activos, son suficientes para revertir el pronunciado debilitamiento de la economía mundial. Hay consideraciones estructurales y de fondo que permiten concluir que la utilización del arsenal convencional de los bancos centrales podría no ser capaz, por sí solo, de lograr ese objetivo.

La rebaja en las tasas de interés y la mayor liquidez no parecen ser suficientes para derrotar el pesimismo de los inversionistas y empresarios, el cual está mucho más enraizado en el adverso entorno político global y en las políticas de confrontación comercial de Trump. Según ‘The Economist’, “la política comercial de la administración Trump, no el costo del capital, es lo que está trancando a los empresarios”. A eso hay que sumarle la incertidumbre creada por el ascenso del nacionalismo en Europa, el ‘brexit’ y los riesgos de conflictos bélicos en diferentes regiones. Es decir, el entorno político le quita mucho margen de efectividad a la banca central.

Si se observa el lado de los consumidores, tampoco parecería que una tasa de interés más baja y una mayor oferta de crédito se traduzcan en un ‘boom’ de demanda capaz de cambiar la tendencia del crecimiento económico. En Estados Unidos, el endeudamiento de los hogares está en niveles insostenibles y se han debilitado los indicadores de empleo. El aumento del salario, igualmente, se ha estancado.

El caso de Europa es aún más dramático y se asemeja cada vez más al de Japón. Paradójicamente, una tasa de interés diminuta o negativa empuja hacia abajo los rendimientos de los ahorros familiares y de los activos pensionales, produciendo el efecto contrario al que se desea. En una Europa en franco envejecimiento, los consumidores prefieren ahorrar que gastar ante el espectro de una jubilación sin ingresos suficientes, como consecuencia de ese entorno de rentabilidades deprimidas a largo plazo.

En síntesis, las medidas tomadas o anunciadas, en materia de tasas de interés y de mayor laxitud monetaria y crediticia, parecerían ser insuficientes para promover en las principales economías del mundo un crecimiento vigoroso. Pero no todo está perdido. Con el plan correcto, el actual entorno podría convertirse en un gran catalizador del crecimiento global. Espere ‘Casa de papel’, segunda temporada, el próximo lunes.

‘Dictum’. El presidente Duque cumple un año secuestrado. Ojalá le devolvieran su libertad, para bien del país y de su legado.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.