Cambie de parche, Presidente

Cambie de parche, Presidente

La economía no va a salir de la espiral de deterioro sin un cimbronazo de política económica.

01 de septiembre 2019 , 11:26 p.m.

Sin duda, la cifra de desempleo de julio, la peor en siete años, sumado al inatajable déficit externo y al comportamiento de indicadores como la tasa de cambio y la inflación, crean un panorama sombrío en el frente económico. Como lo señalara recientemente Carlos Caballero, un crecimiento del 3 por ciento no es algo de lo que uno se pueda ufanar. Además, esa tasa no parece sostenible en el inmediato futuro.

El arsenal convencional de política económica no parece tener capacidad suficiente para enfrentar la actual crisis. El Banco de la República está maniatado para bajar la tasa de interés por el tamaño del déficit fiscal y por las presiones inflacionarias en curso, entre ellas la disparada de la tasa de cambio. Vamos a vivir un incremento del acoso del partido de gobierno al Banco central, a la Trump, para que tome esa medida, la cual agravaría las cosas.

El camino de darle combustible a la economía mediante estímulos fiscales también está bastante limitado. El déficit en las finanzas públicas se agrava a pesar de los “truquitos” del Gobierno en ese frente. Las posibilidades de reducir el desempleo y vigorizar el crecimiento por la vía de la expansión del gasto público son, objetivamente, bastante exiguas.

El incremento en el consumo interno, animado por las exageradas alzas salariales a cargo del populismo de derecha y por los regalos tributarios a la inversión privada, no es sostenible sin nuevas fuentes estructurales de ingresos. Para hacer las cosas más difíciles, parecería que el partido de gobierno se saldrá con la suya imponiendo una prima laboral adicional, que en vez de ayudar enreda aún más las cosas. De aprobarse finalmente, lo único que logrará el uribismo es contribuir a aumentar la problemática fiscal, el desempleo y el estancamiento de la inversión privada.

El sector externo está teniendo un efecto contraccionista por la magnitud de los déficits comercial y corriente. No se puede contar con que eso vaya a cambiar pronto. La economía mundial no nos va a ayudar. Ya se ha confirmado que es inevitable la desaceleración de Estados Unidos y, en general, de los países industrializados. Dado que seguimos dependiendo de manera superlativa de los ingresos por exportaciones de materias primas y productos básicos, el estancamiento global conducirá a un menor precio y una disminución de la demanda por nuestras principales exportaciones. El petróleo, por ejemplo, se ha sostenido este año por razones geopolíticas y por el manejo cartelizado de la producción. Esos impactos favorables sobre la cotización del crudo tenderán a desaparecer más pronto que tarde.

La consistente polarización, atizada esencialmente por la virulenta oposición del partido de gobierno a los acuerdos de paz, tiene efectos que desalientan la inversión privada, dificulta la formulación de las políticas públicas y genera pesimismo en los actores económicos. El afloramiento de una nueva banda criminal que se separó del proceso de paz, con su explícita ofensiva contra las empresas y los empresarios, agudizará, sin duda, el pesimismo de los inversionistas.

La economía no va a salir de la espiral de deterioro que se está viviendo sin un cimbronazo de política económica. Hay que tomar decisiones poco convencionales y muy posiblemente impopulares. Para hacer eso no bastan los votos del partido de gobierno, que en estas materias parece ensañado en ir en contravía de la sensatez. Para hacer lo que hay que hacer, este gobierno debe mirar más allá del uribismo. Aproveche la coyuntura, Presidente. Una al país y cambie de parche.

'Dictum'. Impedir el reclutamiento de excombatientes de las Farc, hasta ahora desmovilizados, es la tarea estratégica más importante para derrotar a ‘Iván Márquez’.

GABRIEL SILVA LUJÁN

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.