Reflexión sobre el metro

Reflexión sobre el metro

Lo democrático es no continuar con el metro que sea sin convocar primero a un gran debate ciudadano.

16 de enero 2020 , 07:00 p.m.

El metro de Bogotá es, desde los días de la campaña por la alcaldía, el eje del desacuerdo entre la entonces candidata Claudia López y el movimiento Colombia Humana, encabezado por Gustavo Petro. La diferencia, como se sabe, estriba en el sistema de metro que apoya cada quien. Petro y Hollman Morris, en su calidad de concejal, antes, en su campaña como candidato a la alcaldía, y ahora como ciudadano particular, han propugnado por el metro subterráneo (subte) cuyos estudios dejó listos la administración Petro. Claudia López optó en su campaña por el metro elevado (ME).

Como López ganó la elección, y la suma de los tres candidatos (Claudia, Galán y Uribe) que apoyaron en sus programas el ME, arrojó el 81.25% contra el 13% del candidato Morris, defensor del Subte, podría decirse que una gran mayoría de ciudadanos se mostró favorable al ME.

No obstante, para la discusión presente y futura, vale tener en cuenta que del total de habitantes bogotanos capacitados para votar, el porcentaje de abstencionistas (55 %) fue superior al de sufragantes. Por lo tanto, hay más de tres millones de ciudadanos cuya opinión sobre el metro se desconoce. Tres millones de ciudadanos es una cifra mayúscula, y su opinión en un asunto concreto como el del metro de Bogotá, que afectará sus vidas, independientemente de que sean abstencionistas, no puede ignorarse.

Por lo mismo, lo democrático es no continuar con el metro que sea (subte o elevado) sin convocar primero a un gran debate ciudadano, no solo de discusión, sino de información precisa, clara, que les permita a los ciudadanos enterarse a fondo de cómo funciona, qué importancia tiene para ellos ese medio de transporte, cuál será el recorrido de la primera línea y cómo están proyectadas las líneas que necesariamente se construirán en el futuro, cinco de ellas por lo menos antes de que la ciudad cumpla en 2038 quinientos años de su fundación española.

La percepción que tengo, por las personas de diversos sexos, edades y profesiones, con las que converso en mis salidas, es la de que hay en la mayoría una gran confusión y una ignorancia tremenda respecto a lo que es un sistema de metro. Despejar esa confusión y esa ignorancia, incluir a la ciudadanía, bien informada, en la decisión de cuál es el metro que debemos construir, sería lo que corresponde en una sociedad democrática.

Ayudaría mucho que las dos corrientes progresistas (Colombia Humana y Alianza Verde), que han chocado por sus diferencias sobre el metro, llegaran a un acuerdo serio y cordial para promover el gran debate ciudadano al respecto. No tiene sentido enredarse en premisas pueriles como decir que “A Petro y a Hollman no les gusta el metro elevado porque no es el de ellos”. Con la misma simpleza podrían responder Petro y Morris: “A la alcaldesa Claudia no le gusta el metro subterráneo porque no es el de ella”. Por ahí no vamos a ninguna parte. El metro es de los ciudadanos y a ellos se les debe informar y consultar qué metro quieren. Deponer las animosidades entre dirigentes, afines por su sentido progresista de la política y por su humanismo, marcará el inicio de una nueva era de prosperidad y progreso en la capital.

No es poca cosa la carga que se ha echado sobre los hombros la doctora Claudia López. Es una carga abrumadora, que los ciudadanos y ciudadanas de buena voluntad estamos en la obligación de ayudarle a llevar. Ya ha demostrado Claudia su voluntad firme de cumplir con lo prometido en la campaña. Así lo indican la medida indispensable de proteger la integridad de la reserva ecológica Thomas van der Hammen, y su oposición irreversible al proyecto delirante del TM por la séptima, que haría de Bogotá una sucursal del infierno. No dudo que Colombia Humana le tenderá la mano a la alcaldesa para defender esas decisiones trascendentales, y que este será el principio de una conjunción de elementos progresistas para enfrentar las dificultades que acechan a nuestra ciudad, y para hacer realidad sus esperanzas.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.