Gas lacrimógeno, peligro mortal

Gas lacrimógeno, peligro mortal

Esos elementos químicos, en especial el gas lacrimógeno, entrañan riesgos mortales para la salud.

24 de septiembre 2020 , 09:25 p. m.

No es de asombrar que el Gobierno rechace el fallo trascendental de la Corte Suprema de Justicia, enteramente ajustado a lo que manda la Constitución (norma de normas) en defensa del derecho ciudadano fundamental a la protesta pública pacífica y en condena a la brutalidad represiva que la fuerza policial, en cumplimiento de órdenes superiores (no hay otra explicación), ejerce con el empleo de gases lacrimógenos y bombas aturdidoras, como lo vimos en noviembre del 2019 y en septiembre 9-21 de 2020, para disolver las manifestaciones y marchas pacíficas que quieren expresar, sin violencia, su descontento por el mal gobierno.

Los malos gobiernos se caracterizan siempre por estar de espaldas a la ciudadanía. El portazo del Ejecutivo a una disposición de la Corte Suprema (que todos estamos obligados a acatar, incluso el Ejecutivo, y principalmente el Ejecutivo) muestra hasta dónde el poder Ejecutivo actual les ha vuelto las espaldas a los ciudadanos y a la Constitución, generando con ello un grave desajuste institucional.

No hay ningún ciudadano decente, y consciente de sus derechos y obligaciones cívicas y de su poder axial en la vida democrática de la nación, que no repudie, de consuno con el fallo de la Corte, la acción canalla de los llamados vándalos, que no actúan aislados, sino en muy bien coordinadas bandas. Estas se infiltran en las marchas pacíficas para generar violencia y desorden que justifiquen la intervención agresiva e indiscriminada de la Fuerza Pública contra los manifestantes. Más que como vándalos, debiera identificárseles como bándalos (ahí les dejo a los académicos ese neologismo).

Informa este diario que el fallo sobre las protestas ha generado un “intenso debate jurídico” (EL TIEMPO 24/9/2020). Eso es bueno y hace parte del ejercicio democrático, mientras no termine en gazapera leguleya; pero, además del debate jurídico, y quizá más importante, debe darse un debate ético, médico-legal, académico y profesional sobre el empleo de gases lacrimógenos, bombas aturdidoras y balas de goma contra los ciudadanos que realicen manifestaciones públicas masivas.

Esos elementos químicos, en especial el gas lacrimógeno, entrañan varios riesgos mortales para la salud y la vida humana. Uno de ellos, el de fomentar la propagación del nuevo coronavirus del covid-19.

Ya en 2014 el ejército de los Estados Unidos dio una primera alerta sobre la alta toxicidad del gas lacrimógeno y recomendó restringir su uso al máximo. Los gobiernos, incluido el estadounidense, han seguido aquella recomendación, pero a la inversa. Es frecuente ver en los noticieros de TV y en los diarios impresos o virtuales cómo en muchos países latinoamericanos y europeos las manifestaciones antigubernamentales son rociadas con gases lacrimógenos como si se tratara de agua de rosas.

En junio del presente año pandémico, la Sociedad Torácica Americana emitió un llamado a suspender la moda del gas lacrimógeno por tratarse de un potencial propagador del covid-19, debido a que sus componentes químicos causan en los pulmones un daño severo que los hace altamente vulnerables a la infección viral. (11 june 2020. Tear gas use During Covid-19 Pandemic Irreponsible. Moratorium Needed, Says American Thoracic Society. Press Releases)

También la Academia Americana de Oftalmología “ha condenado el uso de gas lacrimógeno y de balas de goma porque cuando se disparan a distancias cortas pueden en realidad dejar ciega a la gente”. En los últimos años se han publicado diversas investigaciones sobre los efectos perniciosos y mortales del gas lacrimógeno en la salud de las personas que son impactadas por él, así sea en dosis mínimas. El estudio más reciente efectuado por investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá) concluye que el uso del gas lacrimógeno como auxiliar para el control del orden público es criminal y violatorio de los derechos humanos.

Los investigadores de dicha institución universitaria indican que “se trata de infecciones virales que afectan a los pulmones, lo que significa que el uso de gas lacrimógeno ahora mismo contra los manifestantes es especialmente preocupante. El gas lacrimógeno también hace que la gente tosa violentamente, lo que podría propagar aún más el coronavirus”. (MundoSputnikNews)

En respuesta a la utilización del gas lacrimógeno por parte de la Fuerza Pública, “1.288 profesionales de la salud pública de EE. UU. firmaron una carta abierta en la que instan a las fuerzas a prescindir del uso de irritantes respiratorios, como el gas lacrimógeno, que deja los pulmones a merced de la infección viral y facilita la rápida propagación del covid-19, aparte de los demás daños, irreversibles las más de las veces, que causa en el organismo”.

El informe de los investigadores de la Universidad de Toronto concluye que “aunque existen directrices internacionales, incluidas las de las Naciones Unidas, sobre el uso de armas menos letales, estos documentos no vinculantes son vagos e ineficaces para reducir las violaciones (a los derechos humanos), y abre así el campo a una situación en la que los gases lacrimógenos son sistemáticamente propensos a su uso indebido”. (The Problematic Legality of Tear Gas Under International Human Rigths Law By Natasha Williams, Maija Fiorante y Vincent Wong. University of Toronto. International Human Wrights Program, 2020)

¿Qué opinan al respecto el cuerpo médico colombiano, la Academia, los medios de comunicación? ¿No amerita este asunto un debate más urgente que el berrinche del
Gobierno porque la Corte Suprema le ordena respetar los derechos de los ciudadanos a la libre y pacífica expresión de la protesta?

Enrique Santos Molano

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.