Bogotá y la Nueva Agenda Urbana

Bogotá y la Nueva Agenda Urbana

Los planes del alcalde Peñalosa harán de Bogotá una ciudad insostenible en el corto plazo.

10 de enero 2019 , 07:53 p.m.

En octubre del presente año se elegirán gobernadores, alcaldes, asambleas y concejos que, a partir del 1.° de enero del 2020 y hasta el 31 de diciembre del 2023, habrán de dirigir el destino de los treinta y dos departamentos, los mil ciento cuarenta y cinco municipios (incluidas cuarenta y dos ciudades intermedias y cinco urbes metropolitanas) y la capital de la República, que conforman la división geoadministrativa del país.

Nunca como en esta oportunidad una elección de mandatarios locales fue tan decisiva para el futuro de los habitantes de nuestra nación (que gracias al censo del 2018 ya no sabemos a ciencia cierta cuántos son) durante los próximos treinta años y consecuentemente por el resto del siglo. O los colombianos dedican estos nueve meses que faltan para las elecciones a estudiar exhaustivamente las hojas de vida de l@s candidat@s que aspiran a ser elect@s gobernadores, alcaldes, concejales o diputados, sus antecedentes, sus realizaciones, su experiencia, su honestidad y capacidades, para escoger al mejor o a la mejor, o tendrán que lamentar por largos años si en octubre hacen una mala elección.

Precisamente acaba de publicarse un libro que debería constituir en estos meses texto de debate y análisis, así de los aspirantes a ser elegidos, como de los ciudadanos que van a elegir a sus mandatarios y legisladores locales. Como dijo Alfonso López Michelsen, “mandatario no es el que manda, sino el que llega a un cargo público de elección popular para cumplir el mandato de los electores”.

El libro, editado por los profesores Gerardo Ardila Calderón y María Fernanda Valdés, se titula Ciudad, sostenibilidad y posconflicto en Colombia (Fescol y Foro Nacional Ambiental, patrocinadores) y estudia los casos de Montería, Pereira, Florencia y Buenaventura, analizados cada uno por sendos autores, apoyados por comentarios de especialistas. Aunque solo se abordan cuatro ejemplos de ciudades intermedias (que llenan 370 páginas) las conclusiones y recomendaciones son aplicables al resto de los centros urbanos de Colombia que alberguen entre cien mil y novecientos noventa y nueve mil habitantes (ciudades intermedias), y a las ciudades que pasen del millón de habitantes.

Para el caso de Bogotá, me interesa el ensayo preliminar ‘La Nueva Agenda Urbana: ruta para la construcción de una paz territorial’, escrito por el doctor Roberto Lippi, coordinador de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos (ONU Hábitat). La Nueva Agenda Urbana –dice el doctor Lippi– fue adoptada en octubre del 2016 por la reunión de líderes de ciento sesenta y siete países efectuada en Quito “en la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre desarrollo urbano sostenible –Hábitat III–. En este escenario global firmaron la Declaración de Quito, que lanza la Nueva Agenda Urbana, carta de navegación para orientar el desarrollo urbano sostenible para los próximos veinte años”.

¿Qué propone en lo esencial la Nueva Agenda Urbana? “A la base de la Nueva Agenda Urbana –anota Lippi—está la consideración que, por primera vez en la historia de la humanidad, la población mundial es prevalentemente urbana y que, por tanto, es necesario un esfuerzo mancomunado y demostrable para ‘reorientar la manera como se planifican, se diseñan, se desarrollan, se administran y se gestionan las ciudades y los asentamientos humanos para reducir la pobreza y las desigualdades, promover un crecimiento económico inclusivo y sostenible, apostarle a la igualdad de género, fomentar la resiliencia y la sostenibilidad ambiental y fortalecer los vínculos urbano-rurales’. La apuesta de la Nueva Agenda urbana –prosigue—es que la buena urbanización (de urbanismo como ciencia, no como urbanizador. ESM) genera desarrollo sostenible y que por tanto las políticas urbanas, la legislación y las normativas apropiadas, la planificación y el diseño urbano, la economía local y las finanzas municipales son pilares imprescindibles para generar nuevas oportunidades y una mejor calidad de vida para todos. Se trata de no dejar a nadie (ni a ningún lugar) atrás –como lo plantea la Agenda de Desarrollo sostenible 2030– en el disfrute de los derechos, con responsabilidad hacia la biodiversidad, como fundamento para la convivencia pacífica y el buen vivir”.

No recuerdo si el alcalde Peñalosa asistió a la Conferencia de Quito (estaba en su primer año) o se enteró del contenido de la Nueva Agenda Urbana, o lo entendió al revés, pero ha hecho lo contrario de lo que dispone esa “carta de navegación para el desarrollo urbano sostenible”. Sostenible es el vocablo en que más insiste el documento. Las ciudades del siglo XXI tienen que ser ciudades sostenibles o desaparecerán si no lo logran.

Los planes del alcalde Peñalosa, su proyecto incoherente del POT, sus megaobras mixtificadoras, sus antiurbanísticas troncales, su empeño en que la ciudad esté sometida a un servicio unimodal de transporte, la inexistencia de un estatuto orgánico moderno para el Distrito Capital, todo eso y otras cosas más, poderosamente negativas, harán de Bogotá una ciudad insostenible en el corto plazo.

La afirmación exige, por supuesto, una explicación detallada y extensa. La iré dando en las próximas columnas, y a propósito de los debates que necesariamente generarán las campañas por la alcaldía, el concejo y los ediles. Agradezco a los lector@s la paciencia para seguir y aportar a esos debates, que les interesan a ellos más que a nadie.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.