La preocupante situación de Chile

La preocupante situación de Chile

Protestas han desembocado en actos de violencia. Esta situación puede ser campanazo para Colombia.

16 de noviembre 2019 , 11:05 p.m.

La situación de Chile es preocupante y puede ser un campanazo para Colombia. Por fortuna, en Chile funciona hoy la democracia, abruptamente interrumpida por el golpe militar del 23 de septiembre de 1973, propiciado por el general Augusto Pinochet, de ingrata recordación, contra su jefe, el presidente constitucional de filiación socialista, Salvador Allende. Todavía está en la memoria de los chilenos la forma como fue rodeada la sede en que se encontraban el presidente y su familia, y cómo los aviones bombardeaban sin cesar el Palacio de la Moneda para hacer rendir a Allende.

Pero pudieron más la dignidad y la integridad del presidente legítimo, quien se negó a renunciar, como se lo exigían los golpistas, y resolvió quitarse la vida. Es en ese momento cuando se instala en Chile (1973-1990) el gobierno dictatorial del general Pinochet.

Hoy, la situación de Chile es explosiva. A diario se conocen nuevos enfrentamientos entre los miles de manifestantes y las fuerzas del orden que el Gobierno no ha podido controlar y han generado el caos en varias ciudades y pueblos. La protesta no fue convocada solo por estudiantes, sino también por un centenar de sindicatos y diferentes sectores sociales que expresan su descontento. Se trata de un inconformismo social que no requiere agentes extranjeros para manifestarse. Es el sentir de un pueblo que no está conforme con la situación económica y social de la gran mayoría de los chilenos.

Por eso, día a día surgen nuevas protestas y exigencias, que comenzaron con el rechazo al alza de los pasajes del metro y luego se ampliaron al rechazo del inequitativo salario mínimo, al sistema privado de pensiones, a los precios de las matrículas universitarias y al injusto sistema económico impuesto por la dictadura, que solo benefició los intereses de los empresarios, en detrimento de los más pobres.

Infortunadamente, las protestas han desembocado en censurables actos de violencia contra el comercio y oficinas públicas. La situación en Santiago y otras ciudades es insostenible. Al punto de que por esa circunstancia no pudo sesionar normalmente el Parlamento en su sede de Valparaíso. Se han denunciado atropellos y violación de los derechos humanos por parte de los carabineros. Según datos recientes, hasta el momento hay miles de detenidos, un gran número de heridos y 22 muertos. Además de 197 personas que han sufrido daños oculares por el disparo de escopetas de perdigones por la fuerza pública.

Esta situación ha hecho que no solo los manifestantes, sino los 14 partidos, que hoy dividen sus preferencias entre la izquierda y la derecha, estén pidiendo al unísono un plebiscito y la convocatoria de una asamblea constituyente que modifique la Constitución de 1980 y expida una nueva carta magna. Pero ahora sobre la base de que sea una Constitución democrática, incluyente y participativa y en cuya redacción intervenga directamente el pueblo.

La situación del presidente Sebastián Piñera parece insostenible. No obstante sus intentos para calmar los ánimos, pidiendo perdón, cambiando el gabinete, y la promesa de introducir las reformas sociales. Esperamos que su último pronunciamiento de estar dispuesto a reformar la Constitución le sirva, al menos, para aumentar su aceptación, que hoy es del 15 por ciento. Quiera Dios que la solución se logre a través del diálogo y no exclusivamente mediante la utilización de la fuerza pública.

Sin duda, la situación de Chile debe hacernos reflexionar. Todos sabemos que en Colombia existe un inconformismo social represado y que si no introducimos las reformas y los correctivos necesarios para terminar con la pobreza, la desigualdad, la desnutrición de los niños y la mala distribución de las tierras, podría llevarnos a situaciones incontrolables.

ENRIQUE GAVIRIA LIÉVANO

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.