Operación Libertad

Operación Libertad

El país se paralizó casi por completo durante todo el día. Era un evento sin precedentes.

20 de mayo 2019 , 12:03 a.m.

Leopoldo López se ha convertido en un ícono de la política venezolana, sobre todo después de su arresto en 2014, y Juan Guaidó lo supo desde el momento en que decidió vestir con el anaranjado de Voluntad Popular. Por ello, el haber conseguido su liberación, más que un hecho heroico fue un acto muy inteligente del presidente encargado, lo que demuestra que Guaidó no es cualquier chofer.

El solo aparecer junto a López, escoltados por funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en la madrugada de ese martes 30 de abril, justificó la lentitud con la que actúo durante los apagones de marzo y, con eso, les regresó las ganas a los venezolanos apáticos que pensaban quedarse en sus casas durante la marcha masiva del 1.o de mayo.

Lo interesante de aquel hecho fue que Guaidó se comportó de la misma forma como lo hacen los militantes del chavismo: de madrugada y sin hacer ningún anuncio; solo apareció al alba con López a su lado y miles de funcionarios identificados con brazaletes azules que simbolizaban su postura ante la situación política venezolana.

Aquello fue un indicio de que, aunque no se diga mucho, sí se están haciendo cosas por Venezuela, y quien ahora promete liberarnos no nos dejó a la deriva como lo hicieron otros.

Ese día se rumoró que Nicolás Maduro tenía un avión listo para llevarlo a Cuba, pero que Putin no lo permitió porque para las necesidades de Rusia, Maduro debe permanecer diciendo incoherencias en Venezuela. No sé qué tan cierto sea aquello, pero el temor se le nota al usurpador en su forma de hablar.

Mientras todo ocurría se suspendieron las clases y el país se paralizó casi por completo durante todo el día. Era un evento sin precedentes que visto dos semanas después pareciera haber quedado en el olvido, pero Guaidó ha de estar preparando la segunda fase de la llamada Operación Libertad, concepto que no se escucha mucho en los medios tradicionales a menos que el papel periódico y las concesiones se paguen con irreverencia.

El último en sufrir la crisis económica fue ‘Panorama’, un diario zuliano que se despidió con un “hasta luego”, como se lee en su última primera página. Pienso en ‘Panorama’ y recuerdo cuando vivía en una Venezuela donde los periódicos eran diarios en formato estándar con varios cuerpos y no los folletos en los que se convirtieron. Esa es la Venezuela que nos promete Guaidó.

ELLY HERNÁNDEZ

Sal de la rutina

Más de Elly Hernández

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.