Albán no se suicidó

Albán no se suicidó

El suyo fue un vil asesinato, tras el cual los del Sebín lanzaron el cadáver por la ventana.

28 de octubre 2018 , 11:39 p.m.

Ya para el 2018, tras 19 años en los que muchos esperaron que se cumpliera la falsa promesa de igualdad que se impuso con el socialismo, luego de vestirnos de blanco y portar gorras tricolor en una concentración pacífica en el 2014 y de lanzarles molotov a guardias que terminaron asesinando y torturando inocentes que ni siquiera alcanzaban los 18 años en 2017, con una Asamblea Nacional Constituyente impuesta, un presidente a quien nadie respeta y una oposición blandengue, creí conocer de primera mano los conceptos de dictadura y represión.

Se sabe que son capaces de mucho, pero nunca imaginé que aquellas mentes asesinas podrían llegar a idear un acto tan cínico como lo que hicieron con Fernando Albán.

Se valieron de algo tan banal como una fotografía con Julio Borges para inculpar al concejal del circo que representó el falso atentado contra Nicolás Maduro, solo eso le bastó al Sebín (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) para arrestarlo sin justificación legal en el aeropuerto de Maiquetía cuando Albán regresaba de visitar a su familia en Estados Unidos.

Era 5 de octubre cuando ocurrió el secuestro y desde las oficinas del Sebín los sicarios de Maduro se valieron de su mejor arma para hacer confesar a un inocente, quien al no haber hecho nada nunca les dijo lo que ellos querían escuchar. Hasta ahora es un misterio la magnitud de la tortura y cómo lo asesinaron. ¿Cuánto habrá resistido? ¿Cuáles fueron sus últimas palabras? Quienes lo saben son los mismos criminales vestidos con uniforme policial o son tan culpables como ellos.

El cinismo está en decir que fue un suicidio, y la molestia viene porque aunque su mentira sea obvia, nadie arremete contra ellos y siguen vestidos con trajes caros en cadena nacional.

Según las leyes venezolanas, el Estado es el ente encargado de velar por los derechos humanos de los ciudadanos, que por ende son los únicos a quienes se les puede acusar de violarlos. Con este asesinato y la posterior mentira arremetieron contra la integridad moral y la vida de un hombre que gracias a ellos hoy no está para defenderse.

La primera vez que se dijo la noticia fue a través de VTV: “Pidió permiso para ir al baño y se lanzó por la ventana” fue la versión oficial, pero la mentira quedó en evidencia cuando más tarde, uno de los actores, quien no memorizó el guion, dijo que “Desde la sala de conferencias se arrojó al vacío”; las autoridades buscaron cremarlo sin autorización de sus familiares y no permitieron que se realizara una autopsia para saber la causa de la muerte.

Partidarios de Primero Justicia, así como parte de la comunidad eclesiástica rechazan esta versión porque “Era un hombre muy religioso, incapaz de acabar con su vida”. De hacerlo, ¿a qué punto habrá llegado Albán para decidir terminar con su suplicio a cambio de quemarse en las llamas del infierno? No, Albán no se suicidó, el suyo fue un vil asesinato, tras el cual decidieron lanzar el cadáver por la ventana para hacer lo que mejor saben y lavarse las manos en televisión nacional.

ELLY HERNÁNDEZ

Sal de la rutina

Más de Elly Hernández

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.