Un pensador colombiano

Un pensador colombiano

Luis Eduardo Nieto Arteta estuvo fundamentalmente preocupado por pensar a Colombia.

06 de junio 2019 , 07:00 p.m.

Economía y cultura en la historia de Colombia fue uno de los libros de mayor impacto entre mis tempranas lecturas universitarias. Escrito por Luis Eduardo Nieto Arteta (1913-1956), el texto fue publicado por entregas en EL TIEMPO antes de aparecer como volumen en 1941. Pero fueron sus cuatro ediciones en la década de 1970 las que alimentaron la curiosidad estudiantil entre los de mi generación.

Aunque se trata de su libro más famoso, Economía y cultura... fue solo parte de una vasta producción intelectual en diversas disciplinas: historia, filosofía, economía, jurisprudencia, sociología... Su obra simplemente impresiona. Así lo muestra con claridad el extraordinario trabajo de Gonzalo Cataño, La introducción del pensamiento moderno en Colombia. El caso de Luis E. Nieto Arteta (Bogotá: Externado, 2013).

No es una biografía tradicional. A través de los intereses de Nieto Arteta, Cataño explora críticamente, con lucidez y erudición, los desarrollos del pensamiento moderno en nuestro país.

Nacido en Barranquilla, “en una familia de clase media con fuertes aspiraciones educativas”, Nieto Arteta se graduó en Derecho en la Universidad Nacional. Como estudiante en Bogotá, ingresó al Grupo Marxista, que destacados intelectuales fundaron en 1933. Nieto Arteta fue uno de sus “miembros más activos” pero, “a diferencia de sus colegas”, mostró desde el principio cierta disposición heterodoxa. Evidencia de ello fue su ensayo sobre Marx y Spengler. El marxismo “jamás fue una jaula de hierro” en su obra, advierte Cataño.

El café, según él, había transformado la sociedad colombiana, identificada entonces con la mesura y la paz. Dos semanas después
de terminar el manuscrito estallaba el Bogotazo.

Su sed intelectual no tenía límites. Supo aprovechar sus experiencias en el exterior, gracias a su carrera en la Cancillería a partir de 1935. Vivió de cerca la irrupción de la guerra civil en la república española. Participó como delegado colombiano en varias conferencias internacionales. Y trabajó en nuestras embajadas en Brasil y Argentina.

Donde estuviese, escribía casi sin descanso. “La lista de sus trabajos me alarma”, le observó Germán Arciniegas abrumado por su productividad en 1939 (había escrito unos “60 artículos y ensayos cuando apenas cumplía los 26 años de edad”). Abordaba además la correspondencia como “una extensión del trabajo intelectual”. Cataño observa que su epistolario (más de mil cartas) constituye “una de las fuentes más ricas” para la historia del pensamiento nacional de su tiempo.

Desde distintos ángulos, Nieto Arteta estuvo fundamentalmente preocupado por pensar a Colombia. En 1939 había colaborado en Nuestra revolución económica, un informe de la Cancillería en el que apoyó la intervención del Estado en nuestra “expansión industrial”. Saltaba de estudios sobre la realidad concreta a discusiones más teóricas. Fue el “receptor más sensible” de la escuela del “pluralismo jurídico”. Difundió a Kelsen, a quien entrevistó en San Francisco en 1945.

Uno de sus ensayos más conocidos es El café en la sociedad colombiana, escrito en Río de Janeiro en 1948 pero publicado solo después de su muerte. Su lectura no deja de sorprender. El café, según Nieto Arteta, había transformado la sociedad colombiana, identificada entonces con la mesura y la paz. Dos semanas después de terminar el manuscrito estallaba el Bogotazo. Nieto Arteta no desconocía los problemas de violencia que ya sufría el país, como bien observa Cataño. Pero su ensayo sirve para abrir nuevos interrogantes en ese debate siempre necesario sobre las causas de la Violencia.

Luis Eduardo Nieto Arteta puso fin a su vida en 1956 (¡solo tenía 42 años!). Al leer la magistral biografía de Cataño, el lector queda con la firme sospecha de que el legado de Nieto Arteta sigue presente en los más diversos aspectos del pensamiento colombiano.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.