Salomón Kalmanovitz y la economía colombiana

Salomón Kalmanovitz y la economía colombiana

Su contribución a la formación de economistas en Colombia ha sido muy valiosa. 

13 de junio 2019 , 08:09 p.m.

Se autodefine como intelectual de “orientación liberal”. Según Adolfo Meisel, “pertenece a la fértil tradición barranquillera que ha contribuido a ‘desparroquializar’ la tradición intelectual colombiana”. Se trata de Salomón Kalmanovitz, a quien la Universidad del Norte le confirió doctorado honoris causa, en reconocimiento a su trayectoria académica y sus contribuciones al estudio de nuestra economía.

Kalmanovitz es autor de una obra prolífica que ha sabido animar el debate sobre grandes temas nacionales desde la década de 1970, en libros, ensayos y artículos de prensa: su columna en El Espectador es de imprescindible lectura. Para marcar la ocasión de su grado honorífico, la Universidad del Norte ha publicado un libro con un par de ensayos sobre su vida y legado, una selección de sus columnas y un texto suyo sobre el “rezago” de la costa Caribe en el siglo XXI (Salomón Kalmanovitz. Semblanza de un pensador caribe: Barranquilla, 2019).

Se crio en un ambiente cosmopolita, tanto por la naturaleza de su ciudad natal como por el seno familiar –padres europeos de origen judío–. En sus años escolares absorbió las lecciones de “liberalismo intelectual” que animaban la enseñanza en el Colegio Americano, una legendaria institución de la Iglesia presbiteriana en Barranquilla.

Sobresale también por su propio desarrollo intelectual, lejos del dogmatismo y lleno de curiosidades, que lo llevó a transitar del trotskismo al institucionalismo inspirado en Dou-glas North.

Tras un paso breve por la Universidad Industrial de Santander, recibió el apoyo de su familia para estudiar en Estados Unidos, primero en la Universidad de Nuevo Hampshire y después en el New School for Research, en Nueva York. Años más tarde pasó una temporada como investigador en la Universidad de Sussex, en Inglaterra.

Su carrera académica, sin embargo, ha transcurrido predominantemente en Colombia, en las universidades Nacional y Tadeo Lozano. A la Nacional se integró cuando regresó de Nueva York en la década de 1970. Su trabajo pronto se destacó entre los de una generación que estimuló la renovación de los estudios de nuestra historia. ‘El régimen agrario durante el siglo XIX de Colombia’, su capítulo en el Manual de Historia de Colcultura (1979), es de referencia obligada para los estudiosos de la materia.

Su trayectoria académica sobresale además por su capacidad para generar debates de naturaleza plural y tolerante acerca de temas de enorme significado, como la temprana discusión que provocó alrededor de la teoría de la dependencia, dominante en los setenta. Sobresale también por su propio desarrollo intelectual, lejos del dogmatismo y lleno de curiosidades, que lo llevó a transitar del trotskismo al institucionalismo inspirado en Dou-glas North.

En aquel tránsito ingresó en 1993 al Banco de la República, del cual fue codirector hasta 2005. Sus nuevas perspectivas fueron elaboradas en Las instituciones y el desarrollo económico de Colombia (2001) y Ensayos sobre la banca central (2003). Pero, como lo reconoce en su Autobiografía intelectual, no abandonó “antiguos temas liberales” en los que ha seguido insistiendo: “reforma agraria, tributación, democracia y representación”. Su libro más reciente, Las cuentas del federalismo colombiano (coeditado con Edwin López), merece comentario aparte.

Su contribución a la formación de economistas en Colombia en el último medio siglo ha sido muy valiosa, directamente como catedrático o indirectamente a través de su obra. Y ha animado siempre la discusión sobre su enseñanza. Forma parte de una generación que entendió la economía en sus relaciones con la historia y la sociedad.

“No desprecien las humanidades” fue uno de los mensajes de Salomón Kalmanovitz a los estudiantes de economía, antes de recibir el justo homenaje que le hizo la Universidad del Norte.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.