Secciones
Síguenos en:
Ojos en el hielo

Ojos en el hielo

¿Cómo persuadir a los escépticos sobre la urgencia de enfrentar la crisis?

21 de octubre 2021 , 08:00 p. m.

Fue una experiencia memorable.

Y “experiencia” es el nombre adecuado para las visitas a las exhibiciones de Olafur Eliasson, el escandinavo que ha “creado un modelo completamente nuevo y original para ser artista” (Mark Godfrey, editor, Olafur Eliasson in real life, Londres, 2019). Aquella experiencia tuvo lugar en el Museo Tate Modern de la capital inglesa, antes de la pandemia.

(También le puede interesar: Salud y libertad)

La vuelvo a recordar hoy a propósito de la celebración de COP26, la cumbre de cambio climático que se reunirá en Glasgow a fines de octubre.

En una de estas cumbres, COP21, en París (2015), Eliasson presentó su obra Ice Watch (Reloj de hielo; producción conjunta con el geólogo Minik Rosing) –una composición de masas inmensas de hielo desprendidas de Groenlandia, y desplegadas como un reloj en un espacio público y céntrico en París–. “Al derretirse en los días siguientes”, como lo describe Mark Godfrey, “el arreglo del reloj transmitía la idea de que el tiempo se estaba acabando para evitar el desastre climático” (29).

No hubo Reloj de hielo en mi experiencia en el Tate Modern. Pero la exhibición panorámica de Eliasson incluyó varias de sus obras relacionadas con la crisis ambiental, como la impresionante serie de fotografías, tomadas desde 1999, que mostraban cómo los glaciares de Islandia han venido desde entonces desapareciendo. O Melting ice on Gunnar’s Land, las fotos, en secuencia, sobre el derretimiento de un bloque de hielo en un terreno islandés.

La obra de Eliasson es en extremo sensorial. Una de las que encontré de mayor impacto se titula Din Blinde Passager –un largo corredor lleno de neblina artificial que nos impide ver más allá de nuestras narices–.

No creo que la obra de Eliasson vaya a estar otra vez presente en COP26 en Glasgow, a fines de este mes. Pero su mensaje ha sido claro desde que comenzara a trabajar con hielo en 1998. Ganó fama con su Weather project, presentado en 2003, cuando logró proyectar con éxito los principios que fundamentan su trabajo, sobre todo los relacionados con la íntima relación activa entre el auditorio y su obra, y su fe en el “poder del arte para cambiar el mundo”.

Las obras de Eliasson parecen particularmente relevantes ante la relativa falta de acciones globales apropiadas para hacerles frente a los graves problemas climáticos

Las obras de Eliasson parecen particularmente relevantes ante la relativa falta de acciones globales apropiadas para hacerles frente a los graves problemas climáticos, a pesar de las cumbres anuales (COP) de los gobiernos signatarios del convenio de Naciones Unidas, iniciadas en Berlín en 1995. La de Glasgow será la número 26, aplazada desde el año pasado por la pandemia (para un breve recuento del significado y desarrollo de estas cumbres, les invito a ver el artículo de Anna Åberg en el portal de Chatham House (‘What is COP26 and why is it important?’).

¿Cómo persuadir a los escépticos sobre la urgencia de enfrentar la crisis?

Un ensayo reciente en la revista Prospect plantea con lucidez el problema, en forma racional, científica y convincente (Lawrence M. Krauss, ‘Beyond reasonable doubt’, 11/21). Tener dudas, como su autor reconoce, es parte integral del método científico. Pero aquí nadie debería dudar de la gravedad de un problema comprobado por la ciencia: Krauz advierte, entre otros riesgos, los más inminentes para las “principales ciudades costeras en el mundo” de seguir derritiéndose las capas de hielo en Groenlandia.

La pandemia debe habernos dejado lecciones sobre las nefastas consecuencias de las faltas de preparación y cooperación global ante crisis cantadas. Los ojos de la opinión pública mundial se fijarán en las discusiones de la cumbre COP26 en Glasgow. Su atención podría ser reforzada con miradas a los hielos que se derriten en la obra de Olafur Eliasson.

EDUARDO POSADA CARBÓ

(Lea todas las columnas de Eduardo Posada Carbó en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.