La hora de los expertos

La hora de los expertos

Frente a crisis como la del virus, las decisiones de los gobiernos deben ser guiadas por la ciencia.

26 de marzo 2020 , 07:15 p.m.

“La gente de este país está cansada de tantos expertos”, dijo Michael Gove en una entrevista televisiva a mediados de 2016. Gove, mano derecha de Boris Johnson en el brexit y hoy en su gabinete, aclaró después que lo citaron fuera de contexto. Tal vez. Pero desde entonces su frase ha recorrido el mundo para ilustrar la postura del populismo contra la ciencia, los tecnócratas y la razón.

Las cosas parecen haber cambiado en las últimas semanas, mientras la humanidad se despertaba en medio de los horrores de una pandemia que nos mantiene acuartelados. Desde que comenzó a dar conferencias de prensa todas las tardes, Johnson, el premier británico, aparece al lado de los principales asesores médicos del Gobierno, encargados de responder las preguntas de los periodistas. Los “expertos” están de regreso.

Así tendría que ser. “Zapatero a tus zapatos” dice el viejo proverbio. Frente a problemas de salud, es sabio seguir los consejos de quienes se dedican a las ciencias médicas, más aún frente uno de la magnitud del coronavirus. Así tendría que ser también ante la gravedad del calentamiento global, advertidos como hemos estado de la tragedia que se nos viene encima. Así tendría que ser con tantos otros problemas, que exigen para su solución la opinión de economistas o ingenieros, o de las apropiadas ramas del saber.

“Zapatero a tus zapatos” dice el viejo proverbio. Frente a problemas de salud, es sabio seguir los consejos de quienes se dedican a las ciencias médicas, más aún frente a uno de la magnitud del virus.

En las últimas décadas, sin embargo, como señalan Thomas Wright y Kurt Campbell, una ola nacionalista, autoritaria y xenófoba se apoderó de buena parte del mundo y, al tiempo de cargarla contra el “establecimiento” y los extranjeros, también despotricó de los organismos multilaterales, de la ciencia y sus expertos ('The Atlantic', 4/4/20). Esa ola populista precedió a la covid-19, virus que debe provocar profundas reflexiones sobre el buen gobierno.

No deja de sorprender que, en medio de esta crisis descomunal, algunos “líderes” hayan sido tan desafiantes de la ciencia.

En Nicaragua, Ortega convocó una ‘marcha del amor en tiempos del covid-19’. En México, López Obrador invitó a la gente a abrazarse, como en días normales, le dio besos repetidos a una niña en sus brazos, y proclamó estar protegido por amuletos. En Brasil, Bolsonaro comparó el coronavirus con una gripita y acusó a la prensa de provocar pánico. En Estados Unidos, Trump despreció en sus comienzos la gravedad del problema como un invento de sus enemigos.

“Esta crisis –observan Wright y Campbell– ha demostrado los límites del populismo como método de gobierno”. Y añaden, en apoyo de su argumento: la opinión de los expertos “importa. Existe algo que se llama la comunidad global. Una respuesta ilustrada (basada en la razón y en la ciencia, para derrotar el virus) importa, así no sea popular”.

Pero es prematuro declarar el fin de los populistas. Más aún muchos querrán aprovecharse de la crisis, a riesgo de conducir a sus países a un desastre de proporciones inimaginables. Es “perfectamente posible”, advierte Jeremy Cliffe en el 'New Statement', que la “crisis se convierta en una oportunidad histórica” para los populistas: No sabemos todavía cuál será su impacto político (nacional o internacional) o cultural. Cliffe sugiere la urgencia de articular con mayor fortaleza una narrativa contraria a la de los populismos nacionalistas, para anticiparnos a la irracionalidad y al caos que el mismo virus podría propagar.

La hora de los expertos no marca el desplazamiento de los políticos. Ni quiere decir que los expertos, al unísono, tengan las soluciones a todos los problemas. Simplemente indica que, frente a crisis como la del coronavirus, las decisiones de los gobiernos deben ser guiadas por la sabiduría de la ciencia.

Eduardo Posada Carbó

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.