El poder bajo control

El poder bajo control

La soberanía del parlamento no puede ser socavada por acciones arbitrarias del ejecutivo.

26 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

“La sentencia constitucional más significativa en tiempos modernos”, expresó The Guardian. “Un momento histórico en la evolución de la Constitución británica”, observó el Financial Times. Los opositores a la sentencia de la Corte Suprema del Reino Unido, que declaró la decisión del primer ministro, Boris Johnson, de suspender el Parlamento como “contraria a la ley, nula y sin efecto”, la consideran un “coup constitucional”.

No hay dudas sobre la importancia de la decisión, notable además por la unanimidad en el juicio de los once jueces que la adoptaron. Su impacto no está confinado a las islas británicas. A los europeos del continente los toca muy de cerca. Pero pueden percibirse repercusiones globales, sobre todo para la suerte de las democracias, arrinconadas por el auge de figuras que quieren manejar el poder sin controles en tantos lugares del mundo en nombre del pueblo.

No es claro cuál será el impacto de la sentencia en el curso del brexit. No era su tema. Se trató de una decisión sobre el balance del poder: ¿puede el Ejecutivo, como hizo Johnson, suspender las tareas del Legislativo?

¡No! fue la respuesta enfática de los magistrados. En ella reafirmaron principios constitucionales que datan de comienzos del siglo XVII: la soberanía del Parlamento no puede ser socavada por acciones arbitrarias del Ejecutivo.

Así el Imperio británico sea hoy cosa del pasado, y su poder mundial se encuentre muy disminuido, sus tradiciones políticas mantienen un gran peso en la vida de las democracias,
hoy en crisis

Como expresó Martin Kettle en The Guardian, es un “hito magistral” en la confirmación del predominio del Parlamento, por encima “del poder residual de la corona y los ministros”, “de los referendos, de la prensa tabloide” (que acusa a los jueces de traición al pueblo), y “de las muchedumbres en las calles”.

Tampoco es claro el efecto de la sentencia en la suerte política de Johnson. Ni era tampoco el tema. Sus opositores, y los editoriales de The Guardian y del Financial Times, han pedido su renuncia. La confusión del panorama político británico es hoy mayor. Puede que pase a la historia como el primer ministro con la estancia más corta en el cargo. Pero un escenario de elecciones adelantadas en las que ganara Johnson es también posible.

Sin embargo, el Parlamento está nuevamente en sesiones. Johnson se vio obligado a recortar su visita a Estados Unidos para enfrentar la crisis y someterse al escrutinio parlamentario. He aquí la importancia de la sentencia: el poder del primer ministro limitado por el veredicto de los magistrados, al tiempo que se reafirma la soberanía parlamentaria.

Por supuesto que mucha de la minucia constitucional de este caso no es de exportación. Cada país tiene sus propias reglas y tradiciones. Gran Bretaña es única en muchos sentidos, incluido el hecho de seguir sobreviviendo sin constitución escrita.

No obstante, así el Imperio británico sea hoy cosa del pasado, y su poder mundial se encuentre muy disminuido, sus tradiciones políticas mantienen un gran peso en la vida de las democracias, hoy en crisis.

Según el Financial Times, lo que hizo Johnson (suspender el Parlamento por cinco semanas) era “la ruta a la tiranía”. ¿Juicio exagerado? Quizá. Pero la sentencia de la Corte Suprema sirve para fortalecer la naturaleza de la “democracia representativa” en la Gran Bretaña, “apuntalada por el imperio de la ley”. Otra clara lección, como observó David Allan Green: la voluntad popular no significa otorgarle “licencias al gobierno arbitrario”.

Vivimos tiempos extraordinarios. Las sombras del autoritarismo se han extendido demasiado, sin un liderazgo mundial visible que le ponga freno. Con esta sentencia, los magistrados de la Corte Suprema británica han enviado un mensaje vigorizante de importancia en la historia global de la democracia.

Empodera tu conocimiento

Más de Eduardo Posada Carbó

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.