El Carnaval de las Artes

El Carnaval de las Artes

Lo notable de este Carnaval es su dimensión internacional. Ello no le resta al sabor local.

28 de febrero 2019 , 07:34 p.m.

“Con una batalla de flores... decidimos celebrar el fin de las guerras”, expresó Jesús Ferro Bayona, entonces rector de la Universidad del Norte, al inaugurar el Carnaval de las Artes el año pasado. Una fiesta antes de la fiesta: “Así como los carnavaleros se entregan al derroche antes de expiar sus faltas cuando comienza la Cuaresma –añadió Ferro–, asistimos al Carnaval de las Artes como preparación del espíritu para la fiesta que ya llega”.

Durante más de una década, todos los años para esta época aparece un gran libro lleno de colores, testimonio de ese derroche de imaginación que es el festival concebido por Heriberto Fiorillo en Barranquilla. Su más reciente edición, que abre con el discurso de Ferro, es otro registro extraordinario de tan fantástico evento.

Durante más de una década, todos los años para esta época aparece un gran libro lleno de colores, testimonio de
ese derroche de imaginación que es
el festival concebido por Heriberto Fiorillo.

La foto expresiva de la portada, con el rostro y la figura del contorsionista belga Brat van Dyck, lo anticipa todo. Alegría circense. Extravagancia y originalidad. Talento. Mucho talento.

Que la portada la ocupe un belga no es gratuito. No por belga. Podría haber sido portorriqueño (Luis Negrón), argentino (Guillermo Martínez), español (Alejandro Morellón), caraqueña-boliviana (Magela Baudoin), dominicano (Wilfrido Vargas). Todos presentes en aquel festival.

Lo notable del Carnaval de las Artes es su dimensión internacional, desde su presentación en sociedad por el mexicano Carlos Monsiváis en 2007. Ello no le resta al sabor local.

Quienes asistieron a la edición del Carnaval de las Artes animada por Barto, el bufón belga, también pudieron disfrutar de la conversación entre Juan Gossain y Alfredo Gutiérrez, “leyenda viva de los grandes de la historia popular del Caribe colombiano”, y escuchar los recuerdos de quien comenzara sus aventuras con el acordeón de niño, tocando en los buses La piña madura.

Las expresiones musicales del Caribe han estado siempre en el corazón del carnaval barranquillero. Han sido así mismo centrales en el festival concebido por Fiorillo.

Se le rinde homenaje a su historia: en 2018, el turno fue para el director de orquesta Nono Morales, de Puerto Rico. Hubo conversación sobre vallenato. El público se deleitó con el acordeón de Alfredo Gutiérrez, la salsa del Septeto Nacional de Cuba, el merengue dominicano de las Divas by Jiménez, o con la interpretación de Te olvidé por Roberto Camargo, presentador oficial del evento.

También muy notable es la apropiación colombiana de una fiesta que por décadas permaneció aislada, como expresión exótica de Curramba, ajena al sentir nacional.

La Cueva, lugar evocador de la juventud garciamarquiana, es un auditorio ideal para escritores y artistas de diversos rincones del país que se reúnen allí para discutir sus trabajos: literatura infantil de Yolanda Reyes, poemas de Darío Jaramillo Agudelo, ilustraciones de Mateo Rivano. Al final de cada charla, en este y otros auditorios de la ciudad, los protagonistas del festival se ven coronados con fabulosas máscaras carnestoléndicas como ceremonia bautismal.

Ningún género del arte queda excluido. El espacio para el cine es amplio, como el dado en 2018 a los trabajos de Luis Ernesto Arocha, Ciro Guerra, José María de la Puente, Johnny Hendrix. Nunca falta la comedia. No recuerdo haberme reído tanto como cuando asistí a las funciones de humor en el festival del 2015.

A nuestro carnaval le corresponderá un capítulo central en la historia de la civilidad colombiana por escribirse. Quienes la escriban tendrán en El libro del XII Carnaval Internacional de las Artes 2018, como los de cada año editados por Heriberto Fiorillo, valiosas fuentes. Hoy, a gozar su lectura mientras en Barranquilla se prende la fiesta. 

Sal de la rutina

Más de Eduardo Posada Carbó

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.