Covid-19 sin democracias

Covid-19 sin democracias

La solución de la crisis actual exige sociedades civiles fuertes, solo posibles en democracia.

09 de julio 2020 , 09:25 p.m.

Casi desde el estallido de la pandemia, la suerte de la democracia ha estado en el centro del debate. Dos interrogantes llaman la atención: ¿cuál será el impacto de la crisis en los regímenes políticos que identificamos con la democracia liberal? ¿Es la democracia el sistema de gobierno más eficiente para combatir el problema que ha mantenido al mundo en suspenso?

Comencemos por este último. Importa abordar la discusión por encima de simples dicotomías. Arrancar contraponiendo un ‘modelo’ chino a uno ‘estadounidense’, por ejemplo, sería un punto de partida de poca utilidad, aunque es cierto que, en términos geopolíticos, somos testigos de una creciente rivalidad entre ambos países por la hegemonía internacional. Ambos han manifestado además comportamientos poco ejemplares.

Es muy temprano para saberlo con certeza. Pero parece existir consenso sobre los países que hasta ahora han tenido mayor éxito en contener el covid-19, y en casi todos los casos prevalecen arreglos afines con la democracia liberal: Uruguay, Dinamarca, Alemania, Corea del Sur, Nueva Zelanda. La historia juzgará.

Pero no debemos esperar el juicio de la historia para advertir las amenazas que se ciernen sobre las democracias –tema del primer interrogante planteado al comienzo de esta columna–.

El documento promovido por International Idea registra que
los regímenes autoritarios están utilizando la crisis ‘para silenciar a sus críticos y endurecer su control político’.

A fines de junio, más de 500 líderes e instituciones mundiales firmaron una carta abierta en defensa de la democracia, ante los desafíos de la pandemia. Esta “amenaza algo más que la vida y el sustento de pueblos en el mundo”, dice el documento promovido por International Idea, organismo basado en Estocolmo con la misión de mejorar las instituciones y los procesos democráticos.

El documento registra que los regímenes autoritarios están utilizando la crisis “para silenciar a sus críticos y endurecer su control político”. Ello, agrega, no debe sorprender.

Los cuidados sobre la democracia, sin embargo, tendrían que hacerse intensivos donde esta ya existe. Ese es tal vez el mensaje central de la carta pública divulgada por Idea. Varias manifestaciones han encendido alarmas: la concentración de poderes de excepción, el desplazamiento de las tareas supervisoras de los parlamentos, la suspensión de las elecciones, las restricciones de los derechos humanos.

El documento adelanta dos argumentos, uno pragmático y otro normativo. El pragmático: “Acallar la libertad de expresión, encarcelar a los disidentes pacíficos, suprimir la supervisión parlamentaria y posponer las elecciones indefinidamente no harán nada por proteger la salud pública”. Es posible, por el contrario, que tales medidas solo sirvan para agravar una crisis tan compleja.

El argumento normativo se refiere a los valores democráticos, aunque atados muy estrechamente con sus efectos prácticos: la democracia “es el sistema de gobierno más idóneo con que enfrentar una crisis de la magnitud y la complejidad del covid-19. ¿Por qué?

Destaco aquí algunas de las razones aducidas por el documento.

La cabal solución de una crisis como la actual exige niveles de confianza mutua y solidaridad, más alcanzables con sociedades civiles fuertes, solo posibles en democracia. Sin libertad de prensa, ni la ciudadanía ni los gobiernos estarán en condiciones de obtener la información necesaria para adoptar medidas y políticas oportunas y eficientes. Solo en democracias es posible contar con sistemas de rendición de cuentas públicas, esenciales para corregir errores.

Hay, claro, limitaciones. El documento identifica algunas: la democracia, por ejemplo, no es garantía de “un liderazgo competente y una gobernanza eficaz”. Pero urge defenderla de las amenazas provocadas por el coronavirus.

Eduardo Posada Carbó

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.