Andrés Bello y sus cuadernos londinenses

Andrés Bello y sus cuadernos londinenses

Bello fue una “figura central en la construcción de un nuevo orden político” en la América Latina.

31 de octubre 2019 , 08:08 p.m.

¿Qué hubiera dicho Andrés Bello (1781-1865), en cierta forma padre de la institucionalidad chilena, sobre los recientes eventos en Santiago? Es una pregunta algo anacrónica, fuera de tiempos para historiadores. Fue, sin embargo, una pregunta inevitable en el simposio organizado por el Museo Británico y la Embajada de Chile en Londres y celebrado el viernes pasado.

El simposio tuvo como objetivo central discutir las investigaciones de Bello en el Museo Británico y el impacto de su obra en Latinoamérica, a propósito de sus Cuadernos de Londres, voluminoso libro editado por Iván Jacsik y Tania Avilés y que recoge las notas y transcripciones de las lecturas de Bello en la biblioteca del museo durante sus años de estadía en Londres, 1810-1829 (Santiago: Editorial Universitaria, 2017).

Esta publicación es un acontecimiento editorial –“quizás la última de las obras inéditas de Andrés Bello”, nos advierten Jacsik y Avilés. (Sus Obras completas, publicadas en Caracas en 1981-84, comprenden 26 tomos)–. Los manuscritos encontraron casa en la Universidad de Chile en 1955, pero habían sido poco consultados. Su estructura es bien compleja (más allá de que las notas están con frecuencia en latín). Es un libro, a primera vista, para expertos. Pero su primera edición ya se agotó.

Para los editores, los ‘Cuadernos’ tienen un valor importante, al ofrecer evidencias ‘de los esfuerzos de Bello por comprender el papel de la literatura en el origen de las naciones’

Para los editores, los Cuadernos tienen un valor importante, al ofrecer evidencias “de los esfuerzos de Bello por comprender el papel de la literatura en el origen de las naciones”. Sus preocupaciones en estos años se reflejaron en sus obras posteriores, incluidos Principios de derecho internacional (1832), Gramática de la lengua castellana (1847) y el Código Civil (1855).

La obra de Bello es monumental. Su impacto traspasó tanto las fronteras de su país natal (Venezuela) como las de su país adoptivo (Chile). Tras las primeras manifestaciones de independencia, Bello viajó en misión diplomática a Londres con Simón Bolívar y Luis López Méndez, en 1810. Allí se quedó casi dos décadas. Distanciado de Bolívar, aceptó una invitación de Chile, a donde llegó en 1829. Vivió en Santiago el resto de sus días hasta su muerte, a la edad de 84 años.

Jacsik, uno de los editores de los Cuadernos, es un consagrado estudiante de la obra del caraqueño. Su Andrés Bello: La pasión por el orden (Santiago, 2001) es una exquisita biografía intelectual. Gracias a Jacsik, una selección de sus textos fueron publicados en inglés por Oxford University Press en 1997 –su edición en castellano, reseñada en esta columna, fue publicada este año por Penguin Clásicos–.

Para Jacsick, Bello fue una “figura central en la construcción de un nuevo orden político” en la América Latina de la posindependencia. Abordó entonces un problema de “particular urgencia” ante el descalabro imperial y el surgimiento de nuevos Estados nacionales.

Jacsick le confiere unidad a la vasta y diversa obra de Bello alrededor de la noción de “orden” en tres campos íntimamente conectados: el del pensamiento (sus trabajos sobre lenguaje, literatura y filosofía), en asuntos nacionales (el derecho civil, la educación y la historia) y en la aceptación de los nuevos Estados en la comunidad internacional (el derecho de gentes y la diplomacia).

Como Jacsik y Avilés observan, los Cuadernos de Londres sirven para “comprender cabalmente a una de las figuras intelectuales más importantes de Hispanoamérica”. ¿Por qué la región sigue prestando mayor atención a tantos ‘caudillos’ en vez de aprender de Bello? Fue otro interrogante que surgió en la discusión del Museo Británico. La revista The Economist, sirva de lección, decidió bautizar con el nombre de Bello su columna semanal sobre Latinoamérica.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.