¿Amanecerá y veremos?

¿Amanecerá y veremos?

Será un resultado cargado de incertidumbres, que tienen nombre propio: ‘brexit’.

12 de diciembre 2019 , 07:00 p.m.

Al escribir estas líneas, se predice que los electores británicos votarán en su mayoría por los conservadores, aunque algunas encuestas sugieren que no sea con la suficiente fuerza para que Boris Johnson pueda formar gobierno. El resultado lo habremos visto hoy, al amanecer, cuando esta columna esté ya en imprenta. Será un resultado, de todas formas, cargado de incertidumbres.

Tales incertidumbres tienen nombre propio: brexit, el suspendido retiro del Reino Unido de la Unión Europea que, desde el referendo de 2016, mantiene al país bajo una profunda división. Si el partido de Johnson ha triunfado, hay certeza sobre la salida: esta ocurrirá en enero del 2020. Pero allí comenzarán las incertidumbres.

Siguen pendientes las negociaciones con Europa sobre los términos de la salida británica. No son de poca monta. El rosario de temas es interminable. Un listado de The Economist incluye casi todos los aspectos de la vida social: agricultura, comercio, pesca, aduanas, immigración, finanzas, seguridad, intercambios de estudiantes...

Los partidos opositores a Johnson no tienen una postura unívoca sobre el brexit. Los conservadores, tampoco. Jeremy Corbyn, el líder del laborismo, nunca ha sido un entusiasta de la Unión Europea

‘Get Brexit done’ (‘A cumplir con el brexit’ es la traducción que encuentro más apropiada): este fue uno de los lemas de Johnson, repetido hasta el cansancio mucho antes de la campaña. Pero del dicho al hecho queda aún mucho trecho. Persisten además los interrogantes sobre el impacto del brexit en los logros de la paz en Irlanda del Norte y, más aún, sobre la misma integridad nacional. ¿Permanecerá Escocia en el Reino Unido?

Estas elecciones fueron motivadas por el brexit. Han sido, hasta cierto punto, una especie de nuevo referendo, fruto del estancamiento del proceso en el Parlamento.
Dadas las divisiones del electorado (miti-miti) ante un tema de tanto significado, habría sido de esperar una campaña de dos bandos enfrentados: defensores y opositores del brexit. Pero la cosa no es tan simple.

Los partidos opositores a Johnson no tienen una postura unívoca sobre el brexit. Los conservadores, tampoco. Jeremy Corbyn, el líder del laborismo, nunca ha sido un entusiasta de la Unión Europea; es poco simpatizante. Si lo fuese, le correspondería tener en cuenta a los miembros de su partido que votaron por el brexit y quienes ayer quizás decidieron darle en las urnas el apoyo a Johnson, abandonando sus lealtades tradicionales.

Así, en vez de enfocarse en el brexit, Corbyn decidió lanzarse con un manifiesto radical que incluyó propuestas de renacionalizar la economía y promesas de gasto público con escaso apoyo en la realidad fiscal. Johnson, por su parte, en el afán de conquistar votos entre sectores laboristas amigos del brexit, ha prometido también políticas expansionistas alejadas de la ortodoxia liberal.

Hablar de ‘populismos de derecha y de izquierda’ no parece muy útil para entender bien el escenario. The Guardian (que en su editorial del miércoles pasado se pronunció en favor de Corbyn) observó que ambos partidos (Conservador y Laborista) “se han convertido en menos pluralistas y más sectarios”. The Economist llamó a la disyuntiva de elegir entre Johnson y Corbyn como “la pesadilla británica antes de Navidad”.

Es otro escenario de polarización como tantos otros en el mundo. Quienes defienden el centro, como la misma revista The Economist, lamentan que el Partido Liberal Demócrata haya perdido lo que parecía una oportunidad. A última hora, la esperanza se fincaba en el ‘voto táctico’ para negarle a Johnson la mayoría y confiar la salida en un ‘parlamento ahogado’, una perspectiva poco alentadora, pero la única visible para frenar los desastres del brexit.

Cualquiera sea su resultado, esta es una de esas elecciones ‘críticas’ que ya han hecho historia.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.