close
close
Secciones
Síguenos en:
40 años de los 'Textos costeños'

40 años de los 'Textos costeños'

Gilard identificó en aquellos Textos un ideario sobre la representación de la realidad regional.

11 de noviembre 2021 , 08:00 p. m.

En 1981 aparecieron los Textos costeños, de Gabriel García Márquez, en el primero de una serie de volúmenes de su Obra periodística, compilada por Jacques Gilard (1943-2008). Bruguera, la casa de Barcelona a cargo de su edición, lo anunciaba en la contraportada como "un acontecimiento cultural de primer orden".

(También le puede interesar: Tiempos de transición)

Este acontecimiento fue posible gracias a la minuciosa tarea de Gilard, el profesor francés que dedicó buena parte de su vida al estudio del Caribe colombiano. Trabajaba entonces en su tesis doctoral, una investigación monumental sobre la cultura costeña, con especial atención a Barranquilla.

"Me llamo Jacques Gilard, y Gabito me dijo que aquí en su casa estaban la mayoría de las 'Jirafas' de El Heraldo": así recuerda Tita Cepeda cuando Gilard se presentó en la puerta de su casa en 1975.

Para Tita, periodista barranquillera que escribió con frecuencia las entrevistas centrales de Crónica (la famosa revista de la década de 1950 que dirigió Alfonso Fuenmayor), aquella visita provocó toda una "revolución" de su "ordenada biblioteca". Gilard "empezó a registrar libro por libro, y hoja por hoja, y a sacar a un lado todo lo que fuera u oliera a Gabito. Estuvo varios días copiando y copiando".

Copiaba en especial los textos de 'La Jirafa', la columna que escribió García Márquez bajo el seudónimo de Septimus en El Heraldo. De la biblioteca de Tita, Gilard pasó a los archivos de El Heraldo, donde se 'encerró' a trabajar durante los "sagrados días" del carnaval barranquillero.

La compilación de los Textos costeños le sirvió a Gilard para "saber sobre la forma como García Márquez fue explorando entonces las grandes obsesiones que nutrirían sus libros".

El texto de Tita Cepeda forma parte de un libro de ensayos compilado por Teresa Quesada-Magaud, Carla Baquero Castro y Céline Gilard, recién publicado por la Universidad del Norte: Jacques Gilard. El sabio occitano y su legado en la cultura del Caribe colombiano. Este merecido homenaje nos permite apreciar el valor de los Textos costeños en el más amplio contexto de la obra de Gilard.

El 'prólogo' de Gilard a los Textos costeños es una muestra del impresionante trabajo que fue la compilación de la obra periodística de García Márquez –compuesta en este primer volumen, en su inmensa mayoría, por sus artículos en El Universal de Cartagena y El Heraldo de Barranquilla, entre 1948 y 1952–.

A lo largo de esta tarea, Gilard fue también reconstruyendo la vida de García Márquez durante esos años. Además de las visitas a la biblioteca de Tita y El Heraldo, Gilard se apoyó en una gran variedad de fuentes: los archivos de la Universidad de Cartagena, correspondencia de Ramón Vinyes, "el sabio catalán"; entrevistas con el mismo García Márquez, con Alfonso Fuenmayor..., en fin, la rigurosidad del historiador está muy bien reflejada en las notas de pie del 'prólogo'.

Gilard documentó en el 'prólogo' la existencia de un "periodiquito llamado Comprimido", dirigido y redactado por García Márquez, "uno de los periódicos más pequeños del mundo", del que, desafortunadamente, "parece que no subsiste ningún ejemplar".

Además de contribuir a la historia del periodismo colombiano, la compilación de los Textos costeños le sirvió a Gilard para "saber sobre la forma como García Márquez fue explorando entonces las grandes obsesiones que nutrirían sus libros". Serían algo así como "los ocultos borradores de Cien años de soledad", según Ariel Castillo Mier en su ensayo para el libro sobre el "sabio occitano" de Uninorte: Gilard fue identificando en aquellos Textos "un ideario" sobre la "representación universal de la realidad regional".

Castillo Mier observa que, al otorgarle el Nobel a García Márquez, la Academia Sueca reconoció el significado de su “obra periodística”. Es oportuno conmemorar los 40 años de los Textos costeños.

EDUARDO POSADA CARBÓ

(Lea todas las columnas de Eduardo Posada Carbó en EL TIEMPO, aquí)

Más de Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.