Que vivan los empresarios

Que vivan los empresarios

Denigrar de la clase empresarial es deporte nacional y sirve para atraer atención mediática.

10 de diciembre 2018 , 07:21 p.m.

En estos tiempos de reforma tributaria, paros nacionales y grandes escándalos de corrupción, se conjura la fórmula perfecta para que líderes populistas hagan mal uso de la indignación colectiva como mecanismo de promoción de sus propios ideales. Nada mejor para su libreto, tan efectivo como engañoso, que sacar provecho de la terrible situación de desigualdad que padecemos para argumentar que hay que cambiarlo todo y que, obvio, son ellos quienes deben gobernarnos.

Un discurso de esa naturaleza que, tal y como se ha evidenciado en varios vecinos continentales, es útil en épocas electorales pero un fracaso a la hora de administrar la realidad pública, suele incluir menciones peyorativas hacia el empresariado, el cual resulta señalado como corresponsable de los peores males que sufre nuestra sociedad.

Denigrar de la clase empresarial es deporte nacional, sirve de instrumento para atraer atención mediática y ganar seguidores en el sectarismo y la mediocridad intelectual de las redes sociales. Al mismo tiempo, esta eficaz estrategia de comunicación trae consigo la peligrosa externalidad de promover el mensaje de que la prosperidad económica y la difícil aventura del emprendimiento son elementos nocivos para la sociedad.

Mi entendimiento del mundo y mi experiencia académica y profesional me dictan una doctrina contraria: la creación de nueva empresa y la generación de capital y capacidad productiva por medio de la iniciativa privada son elementos que llevan al desarrollo y traen bienestar. Sin ignorar la compleja trampa de pobreza y la muy lenta movilidad social que nos caracteriza, es necesario reconocer que aquellos con la facultad de crear triunfos corporativos, que a su vez generan nuevos empleos, deberían ser honrados en lugar de señalados por sus conciudadanos.

Esto es particularmente cierto en el contexto colombiano, en el que la pequeña y mediana empresa representa más del 90 % del gremio productivo y es responsable de más del 80 % del empleo formal. ¿De verdad eso nos parece mal? ¿De verdad no queremos atesorar la audacia que es prerrequisito para la confección de ideas innovadoras que se traducen en productos y servicios exitosos?

Insistiendo de nuevo en que es inaceptable que seamos uno de los países más inequitativos del hemisferio, la solución no radica en la inútil demencia de menoscabar a los mismos que producen la riqueza y el empleo del que gozamos. Colombia, al igual que todo miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde), fundamenta su economía en la iniciativa privada.

Más aún, en el mundo moderno no existe país exitoso que no base su estrategia de crecimiento en el fortalecimiento del sector empresarial, en el que el papel del Estado no es la generación sino la distribución de la riqueza, sumado a la administración de los bienes públicos y la regulación necesaria para corregir las imperfecciones e inequidades que resultan de la economía de mercado.

En resumen, siendo cierto que no podemos desfallecer en los esfuerzos para traer igualdad de oportunidades, es igualmente cierto que esto debe ir de la mano de la constante vigorización del sector productivo. Y, para lograrlo, pocas cosas más importantes que enviar las señales correctas para atraer talento joven a las actividades de emprendimiento e innovación empresarial en un marco de sostenibilidad y responsabilidad social. Todos tendremos razones para agradecerlo.

Sal de la rutina

Más de Eduardo Behrentz

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.