Secciones
Síguenos en:
¿Están preparados para el universo en el que vivirán nuestros hijos?

¿Están preparados para el universo en el que vivirán nuestros hijos?

Videojuegos como Roblox o Fortnite han creado mundos en los que interactúan millones de personas.

26 de julio 2021 , 01:55 a. m.

Cuando aún hay muchos papás que tratan de entender cómo educar a sus hijos en la era del internet, los celulares inteligentes y los videojuegos más recientes, comienza a rugir, con fuerza, un reto más mayúsculo si cabe: el metaverso, un término novedoso para la mayoría, pero cuyo origen data de 1992, cuando Neal Stephenson lo acuñó en la novela ‘Snow Crash’.

El metaverso es un entorno donde los humanos interactúan social y económicamente, de manera bastante real, en el ciberespacio, lejos del mundo análogo en el que crecimos nosotros y nuestros padres. Los valores y las normas sociales no son las que dictaminaron sociedad y Estado, sino los que desarrollan los dueños de esos espacios junto con los usuarios. En este ecosistema se está cocinando el cómo viviremos en el futuro.

Si bien hay un interesante debate sobre si el metaverso es una realidad presente, lo cierto es que ya existen múltiples herramientas propias de ese universo, como la criptomoneda, de la cual todos hemos oído, pero son más bien pocos los que entienden cómo funciona.

Videojuegos como Roblox, Fortnite y Animal Crossing, por su parte, han creado cientos de miles de mundos en los que interactúan millones de personas.

Para no quedarnos en tecnicismos o explicaciones complejas, de lo que estamos hablando es de un universo en el que, sin importar nuestra edad, podemos hacer de todo en el entorno virtual.

Es decir, cualquiera puede alquilar o construir una casa; realizar actividades varias para comprar un vehículo o un avión.

Un niño puede ser un adulto y formar parte de una comunidad sin las reglas e imposiciones de sus padres. Un adulto, por su parte, puede huir de los complejos problemas que trae la adultez y olvidarse de ellos con su personaje en el metaverso.

Hace unos años, Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, realizó un evento con miles de personas que tenían puesta sobre sus cabezas, y alrededor de sus ojos, una especie de gafas enormes llamadas Oculus. La imagen fue impactante; toda esa cantidad de personas, sentadas, como en un estado catatónico. El futuro, dejó entrever Zuckerberg, era ese.

En ese entonces, pocos prestaron atención, pero la pandemia, la virtualidad, las reuniones por Zoom, la criptomoneda, el mundo de Roblox y tantas otras cosas que ignoramos parecen darle la razón a Zuckerberg sobre el lugar al que nos dirigimos.

Internet, ha señalado Zuckerberg, no fue creado para vivirse a través de una pantalla rectangular, llámese tableta, computador o celular, sino para sumergirse en él como si se estuviera experimentando de manera real.

Los desarrollos que ha traído la tecnología nos han ayudado a avanzar como humanidad, pero a su vez nos tomaron desprevenidos. Ello nos ha llevado a que no siempre hayamos hecho buen uso de ella, y si bien los beneficios han superado los perjuicios, no habernos documentado a tiempo nos ha ocasionado múltiples dolores de cabeza. ¿O piensan que las redes sociales se crearon para ser canales de desinformación?

Nos encontramos en una fase primaria del metaverso, pero ya es un mercado valorado en 500.000 millones de dólares. Solo en los primeros cuatro meses de 2021, los usuarios de Roblox se gastaron 652 millones de dólares en la moneda virtual del juego, el Robux.

Por eso sería recomendable para todos aquellos que lean esto que comiencen a documentarse sobre el metaverso. No estamos hablando de una moda pasajera, ni tampoco de una tecnología destinada a ser usada por un grupo particular de personas.

Estamos hablando del mundo en el que vamos a empezar a habitar no solo nosotros, sino sobre todo nuestros hijos. Que no nos tome por sorpresa su llegada. El mundo que se avecina parece terrorífico. O quizás no, siempre y cuando sepamos cómo entrar y navegar en él.

DIEGO SANTOS
Analista digital
diegosantos1978@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.