Secciones
Síguenos en:
Colombia comienza a ponerse las pilas

Colombia comienza a ponerse las pilas

Lo que Colombia necesita más que nunca es más Sebastianes Nogueras y menos Diegos Santos.

12 de abril 2021 , 01:20 p. m.

Sebastián Noguera es un emprendedor colombiano que no se ancla, como lo hacemos muchos, en la eterna quejadera de siempre. Trabajador incansable, inquieto y discreto, fue una de las personas que fundaron Merqueo, una aplicación móvil de mercado a domicilio, y hace un par de años, Habi, una plataforma para dinamizar las transacciones de finca raíz en la clase media.

Que si es difícil hacer empresa en el país, que si los impuestos son una soga al cuello o si el gobierno de turno es incompetente y corrupto han sido siempre reclamos indiferentes para Noguera. Una pérdida de tiempo. Él solo mira hacia delante, trabaja en la creación de empresas, está pendiente de las últimas tendencias y de su aplicación en la medida de lo posible. ‘Cómo podemos sumar y no restar’ es su lema.

No sorprende, entonces, que el Gobierno invitara en 2019 a su compañía, Habi, entre otras tantas, a formar parte de Misión Tic, un programa para el desarrollo de un semillero de 100.000 programadores a fin de solventar el preocupante déficit de estos en el país: 120.000, según el Mintic.

Durante 2019 y parte de 2020, Gobierno, empresarios, emprendedores y la academia realizaron un trabajo exhaustivo para construir un currículum a la medida que permitiera capacitar a decenas de miles de colombianos, desde estudiantes de colegio hasta universitarios y personas sin estudio mayores de 15 años en adelante, en las necesidades que tienen en las empresas en la actualidad en el mundo digital.

El currículum, hecho de forma mancomunada, fue el primer gran acierto de este programa en el que el Gobierno invirtió 85.000 millones de pesos. Las empresas manifestaron de lo que adolecían, hicieron sugerencias sobre los perfiles que requerían y las 10 universidades que trabajaron en Misión Tic, muchas de ellas regionales, se ajustaron para enfocarse en esas necesidades.

En el segundo semestre del año pasado arrancó el piloto, que iba destinado a 2.000 personas. Se presentaron 185.000 personas, lo que obligó a ampliar la cifra inicial a 5.000. En diciembre se graduaron 2.600 de los que comenzaron, y varios de ellos ya se ubicaron en el mercado laboral. No todos los egresados, lamentablemente, pero es aquí donde deben pellizcarse las empresas y comenzar a nutrirse de este semillero. Invertir en desarrolladores es invertir en crecimiento.

¿En qué está rezagado el país? En talento digital. El mundo que conocíamos hace 20 años migró hacia un universo de programación. Es ya el presente y determinará la competitividad, sostenibilidad y proyección de los países en el futuro. Veníamos haciéndoles muchos reclamos al Gobierno y a la academia por este retraso. Hoy, ambos, han puesto el primer case. Y ambicioso.

Por eso, este proyecto transversal es de suma importancia para la Colombia que se avecina. Para 2021 ya fueron seleccionadas 54.000 personas. Si bien Bogotá tuvo el mayor número de representantes, 17.000, el resto del país estuvo muy bien representado. Antioquia con 6.000, Cundinamarca con 4.000, Valle con 3.500, Atlántico con casi 3.000, Nariño con 1.100, Putumayo con 140 y San Andrés con 25, por mencionar algunos. El año próximo estiman seleccionar otros 54.000.

Interesante hacerles seguimiento a las empresas que contrataron a los egresados del 2020. En la medida que nuestros empresarios y emprendedores llenen sus nóminas de programadores, Colombia podrá avanzar con paso firme hacia la cuarta revolución industrial. Urge, eso sí, una mayor difusión de este tipo de iniciativas. Es la única queja que, de momento, han señalado algunos empresarios sobre Misión Tic.

Y mientras esto pasa, en redes y en el debate político seguimos atizando la hoguera. Por eso, lo que Colombia necesita más que nunca es más Sebastianes Nogueras y menos Diegos Santos.

DIEGO SANTOS
Analista digital
diegosantos1978@gmail.com

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.