Secciones
Síguenos en:
Elegir el mañana

Elegir el mañana

¿La humanidad se hundirá, como la niña del río Nervión, o se mantendrá a flote?

20 de octubre 2021 , 08:00 p. m.

Una cabeza de niña se asoma en el río Nervión, en Bilbao, al lado del puente Zubizuri. Parece que se estuviera ahogando y su mirada de ojos grandes refleja una resignación tan silenciosa como suplicante ante el agua que le sube hasta el cuello; una resignación frente a lo inevitable. Se trata de una escultura hiperrealista del artista mexicano Rubén Orozco y forma parte de la campaña ‘Bihar: elegir el mañana’, por medio de la cual el banco español BBK busca generar conciencia sobre el cambio climático y la responsabilidad que tenemos todos de proteger los recursos naturales para que próximas generaciones puedan también contar con ellos.

(También le puede interesar: Mejor sin foto)

Hoy en día no es necesario leer los informes científicos o las declaraciones de organizaciones internacionales para darnos cuenta de que estamos viviendo una alerta roja ambiental. Los incendios forestales cada vez más intensos en varias regiones del planeta, la escasez de agua, las temperaturas extremas y las inundaciones, por nombrar solo algunos ejemplos, nos están mostrando que, si no detenemos el daño, los recursos naturales van a ser más escasos cada vez y los desastres ambientales van a ser mayores.

Con todo y la evidencia, aún nos hace falta ser más conscientes del impacto que tienen nuestras propias acciones sobre al cambio climático. En muchos casos tampoco se ve que sea un asunto prioritario a nivel político, y cuando se habla de ello pareciera más simple retórica que no llega a nada. Por eso es tan positivo crear campañas para que la gente reflexione sobre estos temas. La escultura de la cabeza en el río representa a Bihar, una niña de 10 años, y a medida que sube o baja la marea –como una metáfora del paso del tiempo– su cara se va hundiendo o sale a flote. Es tan impactante la imagen que todos los que pasan por ahí se detienen a observarla y comentar sobre ella.

¿La humanidad se hundirá, como la niña del río Nervión, o se mantendrá a flote? Todo depende de la voluntad y el compromiso de los políticos de asumir como prioridad el tema ambiental (en Colombia no lo es), de los empresarios de adoptar iniciativas sostenibles y de los ciudadanos de replantear la relación que tenemos con el medio ambiente, cambiando muchos de nuestros hábitos. Se requieren más políticas de cooperación y mayor trabajo colectivo, solo así evitaremos que el agua nos llegue a todos hasta el cuello. El futuro de las próximas generaciones depende de cómo manejemos nuestro presente.

DIANA PARDO
@Diana_pardo

(Lea todas las columnas de Diana Pardo en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.