Un artículo que salvará muchas vidas en México

Un artículo que salvará muchas vidas en México

Cambio en la Constitución para establecer el derecho a la movilidad y la seguridad vial.

16 de octubre 2020 , 09:25 p. m.

México es pionero en establecer un derecho a la movilidad y seguridad vial en su Constitución. La Asamblea de Diputados (equivalente a nuestra Cámara de Representantes) votó por unanimidad el 14 de octubre pasado un cambio constitucional que incorpora un nuevo artículo en la Constitución: “Toda persona tiene derecho a la movilidad en condiciones de seguridad vial, accesibilidad, eficiencia, sostenibilidad, calidad, inclusión e igualdad”.

Este cambio ya había sido aprobado por el Senado mexicano en diciembre de 2019; queda ahora un proceso de ratificación por la mayoría de los estados, en la medida en que México es una república federal. Ya cuatro estados lo han hecho (de forma adelantada al cambio federal), y es necesario que 17 de 32 lo hagan para que se complete el proceso.

Muchas constituciones del mundo, incluyendo la nuestra, incluyen el derecho a circular libremente, y también derechos a la vida, la salud y el ambiente limpio, entre otros derechos asociados, pero declarar la movilidad como derecho al lado de la seguridad vial es novedoso. Es un derecho de tercera generación o derecho colectivo de solidaridad, que involucra accesibilidad para todos; eficiencia en el uso del espacio y los recursos; sostenibilidad ambiental, social y económica; calidad, de forma que esa movilidad sea digna; inclusión de género, edad, ingreso y otros, e igualdad. Un cambio positivo para todas las personas, no para unas pocas.

El impacto de esta consagración como derecho constitucional puede ser profundo, y así lo esperan los activistas, colectivos y funcionarios de gobierno nacional, estatal y local que lo impulsaron. Un aporte notable de los colectivos ciclistas, como reacción a muchas muertes, como las de Emmanuel Vara Zenteno, ‘Manu’, un ciclista y activista que fue atropellado por un conductor de bus en noviembre de 2018 en Puebla, donde trabajaba como director de Gestión de la Movilidad. Areli Carreón, activista de la bicicleta y la seguridad vial, publicó durante la sesión una estremecedora secuencia de fotos de ciclistas accidentados. Su colectivo @bicitekas lo replicó con la leyenda “No son estadísticas, son personas que amamos. Un homenaje a las víctimas y todo el reconocimiento para los familiares, juntxs (sic) por el #DerechoALaMovilidad”.

Durante la sesión, en la que todos los partidos y movimientos políticos con representación en la Asamblea de Diputados se pronunciaron a favor del dictamen (el cambio constitucional), se les dio reconocimiento a víctimas de siniestros viales y a la labor de los activistas, e incluso algunos alegatos (discursos) estuvieron acompañados por ciclistas y familiares de víctimas. Aunque suene muy raro, la sesión fue muy emotiva. La votación 315 a favor, 0 abstenciones, 0 votos en contra (de un total de 500 diputados), en un lapso de 5 minutos, fue, según algunos, como la final de un Super Bowl (por el tema del reloj en cuenta regresiva y la emoción).

Esto es solo un paso, muy valioso, pero solo un paso. Se requiere desarrollarlo en una ley general. La reforma constitucional también incluyó la facultad del Congreso para expedirla, en la medida en que estos temas eran solo del resorte estatal. Esa ley podrá incorporar las recomendaciones del Segundo Decenio de la Seguridad Vial, declarado por las Naciones Unidas el 2 de septiembre (ver ‘Cómo no perder otra década en seguridad vial’). Puede aprovechar los aprendizajes de la década pasada y enfocarse en sistema seguro, donde la infraestructura, el control de comportamientos riesgosos y los vehículos seguros sean los pilares fundamentales, al lado de instituciones y atención oportuna a las víctimas.

Para Laura Ballesteros, una de las personas que han trabajado el tema por siete años, impulsándolo desde varias esquinas de la política, la administración y el activismo: “El gran reto es que las entidades voten a favor y que los estados realmente trabajen una vez que se emitan las normas generales. Sin duda será un proceso largo, pero hay que seguirlo, pues ha sucedido antes que se aprueban leyes que luego no se aplican, por lo que es necesario estar atentos a ello”.

Todas las muertes viales son evitables, y el Congreso de México elevó esta idea al rango constitucional, como derecho de todas las personas (#ManuVive). Nuestro Congreso podría hacer lo propio, es un tema en el cual varios congresistas han expresado interés, pero no tanto como para reformar nuestra Constitución. Por lo menos es importante que se retome el tema de velocidades máximas en zonas urbanas de 50 km/h (siguiendo el ejemplo de Chile), el ajuste a la regulación de ‘cámaras salvavidas’ para que sean un instrumento efectivo de control y la adhesión al Foro Mundial WP-29, para des atrasarnos 20 años en reglamentación de seguridad vehicular.

Darío Hidalgo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.