Seguridad vehicular, una problemática invisible

Seguridad vehicular, una problemática invisible

En Colombia mueren alrededor de 18 personas al día por causa de siniestros viales.

16 de agosto 2019 , 07:00 p.m.

El Instituto de Medicina Legal publicó hace un mes el reporte definitivo de datos de mortalidad de 2018. Esperábamos una reducción en las muertes viales respecto a 2017, pero la cifra definitiva es mayor. Según Forensis, en 2018 tuvimos 6.879 víctimas fatales en siniestros de tráfico, frente a 6.718 de 2017, un aumento de 2,3 por ciento. Si bien hay un quiebre en la tendencia anterior a 2016, 6.879 muertes son 13 muertes por cada 100.000 habitantes, cuatro veces mayor a las tasas de países más avanzados en seguridad vial. Es una epidemia que no estamos atendiendo adecuadamente y requiere toda la atención y la acción del Estado, las empresas y los individuos. Y una epidemia que genera pérdidas anuales equivalentes al 3,6 % del PIB.

Usualmente esta problemática se atribuye a problemas con la infraestructura y con el comportamiento de los conductores y otros usuarios de las vías. Pero lo cierto es que, del total de las víctimas, 1.850 tuvieron que ver con incidentes de vehículos livianos (carros, camionetas y camperos), y sabemos que 4 de los 10 carros más comprados en Colombia no son seguros; así que los carros son parte de la epidemia e incluir aditamentos de seguridad en su diseño es parte de la solución.

La seguridad de los vehículos frente a choques es un problema invisible en nuestro país y un eslabón muy importante en la cadena de la seguridad vial, donde también está la infraestructura, el comportamiento y la atención de víctimas. Desde que entraron a circular los carros de manera masiva, hemos puesto mucha atención al error humano, que es inevitable: la imprudencia, la impericia, las distracciones; y hemos enfatizado la educación vial como única estrategia. Es necesaria, pero hoy sabemos que no es suficiente. Necesitamos también infraestructura y vehículos seguros, que son más efectivos en la reducción de muertes y heridas graves, como lo indica la Organización Mundial de la Salud.

Es muy importante que los consumidores estemos informados y prioricemos la compra de vehículos más seguros.

Respecto a la seguridad de los vehículos, a pesar de algunos avances en regulación por frenos ABS y bolsas de aire frontales, seguimos muy rezagados. Según el programa independiente de pruebas de vehículos LatinNCAP, cuatro de los diez vehículos más comprados en Colombia no reciben ninguna estrella por protección de adultos en las sillas frontales. Esto significa que un choque a 60 km/h sería fatal para el conductor.

Por su parte, los compradores no dan casi importancia a la seguridad vial de los vehículos. En una encuesta reciente del Centro Nacional de Consultoría para Global Health Advocacy Incubator, la seguridad aparece como noveno criterio más importante en el momento de compra. Las personas damos importancia al precio, el consumo de combustible y la comodidad como principales criterios para seleccionar un vehículo nuevo; tan solo el 16 por ciento de los encuestados indica que la seguridad está en sus principales consideraciones de compra.

En este marco es necesario avanzar en dos áreas. Por un lado, mejorar la regulación local, de forma que los vehículos nuevos que se compren en Colombia cumplan por lo menos las recomendaciones básicas de las Naciones Unidas (regulaciones WP 29 UNECE). Esto se puede hacer de forma de bloque regional, no simplemente país por país, como bien lo ha promovido el Banco Interamericano de Desarrollo a través de una iniciativa denominada Bien Público Regional de Seguridad Vial.

Por otro lado, es muy importante que los consumidores estemos informados y prioricemos la compra de vehículos más seguros. No es simplemente tener airbags frontales y ABS, que ya son obligatorios. Es tener integridad en caso de choque frontal y lateral. Algunas fuentes de información, como la producida por Latin NCAP o la evaluación de Fasecolda (premios VIA), pueden ser importantes elementos de juicio para los compradores, y la información debe ser difundida ampliamente.

En este sentido, ya hay un avance regulatorio valioso, y es la exigencia a partir de octubre próximo de difundir la presencia de elementos de seguridad en la publicidad de carros. Los avisos deben incluir si los carros cuentan o no con control electrónico de estabilidad (ESC), fijación de sillas de infantes (Isofix) y alarma de choque frontal, además de los elementos obligatorios (ABS y airbags frontales).

La presencia de elementos de seguridad en los vehículos no debe ser considerada un lujo. Los costos incrementales de incorporación de elementos de seguridad varían entre USD 200 y USD 1.000 dólares, y la reducción de fatalidades estimada es bien grande. Son inversiones costo eficientes, no solo para el propietario del vehículo sino para la sociedad en su conjunto.

Un estudio de Transport Research Laboratory (TRL) para Bloomberg Philanthropies muestra que la incorporación de control de estabilidad (ESC), sistemas autónomos de frenos de emergencia y sistemas de protección a peatones tiene un potencial de reducir 14.319 muertes en los próximos diez años en Argentina, Brasil, Chile y México, con un beneficio neto económico de 28.849 millones de dólares. Si se adoptaran estas tecnologías en 2020, estas ya serían rentables en 2024.

Cálculos de la Fundación Despacio, usando la misma metodología y supuestos de TRL, indican un potencial de reducción de muertes para Colombia de 2.867 personas en 10 años y un beneficio neto económico de USD 1.529 millones de dólares. No deberíamos tener excusas al momento de salvar vidas. La tecnología ya está disponible, es obligatoria en Europa y está incorporada en las mismas marcas de carros que se comercializan en nuestro país.

Tenemos la solución al alcance de nuestras manos en materia de seguridad vehicular. Ahora se requiere un esfuerzo conjunto del Estado, las empresas y los individuos.

Nota: Fundación Despacio cuenta con apoyo de Global Health Advocacy Incubator para adelantar una campaña de seguridad vial vehicular en Colombia. Esperamos visibilizar este importante tema y apoyar al Gobierno, al sector privado y a los consumidores en la solución.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.