Secciones
Síguenos en:
La lucha contra una pandemia silenciosa

La lucha contra una pandemia silenciosa

Cuantas más ciudades se unan a este trabajo y cuanto más rápido actuemos, más vidas podremos salvar.

26 de octubre 2021 , 05:00 p. m.

Mientras el mundo ha estado luchando contra el mortal virus del covid-19, otra pandemia ha seguido dejando su propio rastro de devastación: los siniestros de tránsito. Pese a que conocemos cuáles son las políticas y las prácticas para prevenirlos, los gobiernos no han hecho lo suficiente para enfrentar este problema.

Cada año, 1,3 millones de personas pierden la vida en siniestros viales y decenas de millones resultan heridas. La gran mayoría de las víctimas se registran en países de ingresos bajos y medios y, trágicamente, los principales afectados son personas jóvenes.

Pese a su magnitud, este problema no recibe la atención que merece. ¿Cuál es la razón?: los siniestros de tránsito a menudo se consideran inevitables. Muchos piensan que donde hay vehículos es normal que ocurran choques, pero la realidad es que los incidentes en la vía sí son prevenibles.

En Nueva York, por ejemplo, las muertes por siniestros de tránsito se disminuyeron en más del 25 % durante la administración Bloomberg. Por su parte, Bogotá alcanzó una reducción del 17 % entre 2014 y 2019. Actualmente la capital colombiana está trabajando para aprovechar ese progreso y salvar aún más vidas.

Para fortuna de todos, muchas de las estrategias que hicieron posible el progreso de Nueva York y Bogotá son intervenciones de bajo costo y pueden ser replicadas. Dentro de las principales acciones se destaca la reducción de los límites de velocidad. En mayo de 2020, Bogotá estableció un nuevo límite de 50 km/h para los principales corredores. En la ciudad, como muchas otras, unas pocas vías peligrosas son responsables de un número desproporcionado de muertes. He ahí la importancia de comprender dónde están los problemas para tomar medidas inteligentes que salvan vidas.

Las medidas que salvan vidas en el tránsito también hacen que las ciudades sean más saludables y equitativas.

Estas medidas inteligentes logran mejores resultados si se combinan con buenos datos y acciones de control alrededor de los principales comportamientos de riesgo. A su vez, es primordial mejorar las estrategias de comunicación por medio de campañas que ayuden a generar conciencia sobre los peligros y las consecuencias de las acciones imprudentes en la vía.

El diseño inteligente de calles también es importante. Durante años, a medida que aumentaba la cantidad de vehículos, las ciudades se encargaron de concederles cada vez más espacio. Ahora, estamos lidiando con las consecuencias mortales de este tipo de decisiones: altas tasas de mortalidad en la vía y de contaminación. El reto ahora es adoptar acciones que permitan recuperar ese espacio. Un ejemplo es la transformación de calles inicialmente concebidas para los carros en plazoletas peatonales que brindan nueva vida a los barrios. Otra de las recomendaciones para lograr una mayor equidad en el espacio público es promover el ciclismo por medio de infraestructura exclusiva para los usuarios de bicicleta. Ambas estrategias han sido unas de las grandes iniciativas de Bogotá en los últimos años.

A inicios de 2020 la ONU adoptó una resolución para reducir las muertes en las vías en 50 % o más para 2030 en el marco del Segundo Decenio de Acción para la Seguridad Vial. Si bien es una meta ambiciosa, teniendo en cuenta que el objetivo era conseguir dicha disminución en 2020, líderes en todo el mundo han respondido al llamado y se han comprometido a alcanzarla.

Las ciudades tienen varias razones para actuar por una movilidad más segura. Las medidas que salvan vidas en el tránsito también hacen que las ciudades sean más saludables y equitativas. A través de la Iniciativa Bloomberg para la Seguridad Vial Mundial y la Alianza de Ciudades Saludables, los líderes locales de todo el mundo están ayudando a difundir estas y otras estrategias. Cuantas más ciudades se unan a este trabajo y cuanto más rápido actuemos, más vidas podremos salvar, y juntos podremos detener a este asesino global.

CLAUDIA LÓPEZ Y MICHAEL BLOOMBERG
* Alcaldesa Mayor de Bogotá
* * Fundador de Bloomberg Philanthropies

Más de Claudia López

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.