Secciones
Síguenos en:
Los museos: ¿su patrimonio, su salvación?

Los museos: ¿su patrimonio, su salvación?

Vender obras es la alternativa más rápida para sortear una crisis coyuntural, mas no estructural.

16 de septiembre 2021 , 08:00 p. m.

Septiembre es el mes del patrimonio cultural y hay que celebrarlo. Qué paradoja lo que esto nos genera, pues los museos –que son los encargados de adquirir y conservar las obras, de interpretarlas y de exhibirlas– paulatinamente hayan tenido que acudir a la venta de parte de su patrimonio para sobrevivir. Seguro son decisiones que se toman bien analizadas y de manera muy responsable, pero no deja de preocupar esta tendencia, pues en el esfuerzo por sobrevivir, vender obras es la alternativa más rápida y efectiva para sortear una crisis coyuntural, mas no estructural. Es una opción difícil, polémica y, en algunas jurisdicciones, no permitida.

(Lea además: ¡Bienvenidos nuevamente!)

El diagnóstico de los museos es crítico si se tiene en cuenta que hasta los más renombrados de ellos en todo el planeta están enfrentando serias dificultades económicas por la falta de público, el insuficiente apoyo estatal y las donaciones acostumbradas de sus benefactores.

Estados Unidos es el país en el que más ha resonado la práctica de vender obras para financiar el déficit; esta estrategia en el mundo de los museos ha sido denominada ‘alienación’; allí, los museos no pueden disponer de sus obras para sacarlas al mercado. Sin embargo, hace un año, la Asociación Estadounidense de Directores de Museos de Arte quitó esta veda por un tiempo restringido a dos años, y permitió disponer de las obras en la tarea de equilibrar los presupuestos de estas instituciones.

Ejemplos sobran. El Museo de Brooklyn subastó el año pasado 12 creaciones de artistas de trascendencia como Claude Monet, Joan Miró, Edgar Degas, Henri Matisse, Gustave Courbet, Jean Dubuffet y Camille Corot, entre otros. El objetivo: tener liquidez para gastos administrativos. Lo mismo ocurrió con el Everson Museum Syracuse, que vendió en 12 millones de dólares un Jackson Pollock que le había sido donado. A la lista se suman el Metropolitano de Arte en Nueva York, la Sociedad Histórica y el de Arte de Newark. Del mismo modo, el Louvre de París ha acudido a estos mecanismos para recaudar dinero para sus proyectos de impacto social y educativo. En Latinoamérica está el caso del Museo José Luis Cuevas, de Ciudad de México, que subastó 45 obras.
¿Los museos de Colombia serán una excepción?

Hay que insistir en la necesidad de no dejar a los museos en un limbo y en entregarles más recursos públicos.

Según el Consejo Internacional de los Museos, pueden desaparecer hasta el 30 por ciento del total de estas instituciones en el mundo, a causa de la pandemia.
Es claro que por la ola de contagios era necesario poner la lupa sobre los temas de salud y supervivencia de la gente. Mas hay que insistir en la necesidad de no dejar a los museos en un limbo y en entregarles más recursos públicos. Insisto en que este tema debe ser abordado en la discusión del Presupuesto de 2022, que ahora mismo se está dando en el Congreso.

Como bien lo señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), la participación en actividades culturales de diversa índole es beneficiosa para la salud física y espiritual. Los especialistas de la salud recomiendan “visitar los museos” para recuperar el equilibrio de la mente, que tanto se ha visto afectada por el covid-19.
Necesitamos más recursos. La vida de estas instituciones culturales peligra; debemos seguir pensando en la prosperidad y apostar por que los museos vuelvan a ser instituciones vibrantes y vigorosas.

Al mirar este panorama, me queda dando vueltas en la cabeza una idea: ¿tocará acudir a esta estrategia de vender obras, más ahora que existe la necesidad de ampliar nuestra institución? ¿Este será el camino para mantener, conservar y exhibir la colección almacenada en un depósito, un patrimonio escondido, que hoy dificulta su exhibición al público por razones varias?

Que los bogotanos opinen, ya que el patrimonio artístico del Museo de Arte Moderno de Bogotá les pertenece. Pongámoslo en la balanza.

CLAUDIA HAKIM
* Directora del Museo
de Arte Moderno de Bogotá

(Lea todas las columnas de Claudia Hakim en EL TIEMPO, aquí)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.