¿Por qué las mujeres congelan sus óvulos?

¿Por qué las mujeres congelan sus óvulos?

Los datos de un estudio muestran que las participantes eran en un 85 % solteras y heterosexuales.

08 de septiembre 2018 , 12:00 a.m.

Muchas mujeres profesionales y exitosas están congelando sus óvulos, y no por razones profesionales. No es que quieran dedicar sus años de mayor fertilidad al avance de sus carreras sin las inconveniencias de un embarazo.

No es por razones económicas: querer hacer mucho dinero antes de dedicarse a la maternidad. Tampoco por razones prácticas: guardar los óvulos producidos en las mejores condiciones de salud y edad para usarlos después, cuando otras prioridades han sido atendidas.

¿Recuerdan el debate sobre las ventajas y los perjuicios de posponer la procreación, cuando Apple y Facebook anunciaron la inclusión del servicio como parte del seguro de salud, con el objeto de liberar a sus empleadas del afán del reloj biológico?

Desde entonces, muchas mujeres han congelado sus óvulos, y muchas de ellas son profesionales sobresalientes, altamente educadas, y ocupan cargos de importancia o a la cabeza de sus propias empresas.

Quizás haya un elemento de ambivalencia. Entre las jóvenes de la generación de mis hijos, conocida como los ‘milenios’, hay quienes dudan de traer más niños a este planeta superpoblado y tan cerca de una crisis de recursos. Ellas consideran congelar sus óvulos, en caso de cambio de opinión más tarde en la vida.

Entre las jóvenes de la generación de mis hijos, conocida como los ‘milenios’, hay quienes dudan de traer más niños a este planeta superpoblado y tan cerca de una crisis de recursos.

Pero la principal razón es diferente: se trata de la falta de material de calidad para ser novios y mucho más para ser padres.

Es la dificultad para encontrar un hombre con quien valga la pena construir una familia, lo que, según un nuevo estudio realizados en diferentes países del mundo entre mujeres de 29 a 39 años, las está convenciendo de congelar sus óvulos.

Estos resultados corresponden a los de otros estudios recientes en Estados Unidos y Europa que coinciden en la razón: escasez de compañeros compatibles.

Aún más fascinante es el análisis de los datos del estudio en el que las participantes eran en un 85 por ciento solteras y heterosexuales. Para la mitad de ellas, la razón que las llevó a usar el servicio de congelación es la incertidumbre sobre cuándo van a encontrar un hombre con quien deseen tener familia. Un grupo minoritario tomó la decisión después de un divorcio o un rompimiento sentimental.

Otro segmento menor corresponde a mujeres que no desean casarse y planean tener un hijo solas. Yo he escuchado de amigas el argumento de que el deseo de ser mamá puede ser más fuerte que la incertidumbre romántica, y la ciencia permite hoy tener un hijo por inseminación artificial cuando la mujer lo desee.

“Si quisiera un hijo –explica una de ellas–, y no se ofrece nada más, siempre podría hacerlo a través de un banco de esperma”.

La pregunta consiguiente es: ¿por qué es tan difícil para las mujeres, sobre todo en los países desarrollados, encontrar hombres con quienes tener hijos?

Una hipótesis basada en resultados demográficos es que las mujeres ahora tienen más educación que los hombres, lo cual crea escasez de parejas masculinas atractivas para ellas.

“Gracias a internet, las mujeres pueden tener muchas más opciones románticas y sexuales que nunca”, escribió una colega columnista. “Pero la calidad de las opciones es francamente deprimente. Claramente, muchas mujeres que congelan sus óvulos piensan que es posible encontrar el hombre adecuado con unos pocos años de búsqueda”.

En otras palabras, que mientras para las mujeres que están en los 30 años se ha disparado la cantidad de opciones para conocer hombres, la calidad de estas ha caído lamentablemente.

Podemos seguir planteando teorías sobre los porqués. El resultado, en todo caso, es el mismo: contra lo que dice el dicho, para tantas mujeres que no logran encontrar el hombre ideal con el cual tener un hijo, debe ser un consuelo que eso es un mal de muchas y no es irremediable.

CECILIA RODRÍGUEZ

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.