El espía en su bolsillo

El espía en su bolsillo

Los datos personales se han convertido en el producto más preciado de la era digital.

25 de diciembre 2018 , 11:39 p.m.

Tomó muchas décadas para que al fin saliera a la luz el daño cometido por las empresas de tabaco, que siempre negaron el nefasto efecto de su producto sobre los consumidores.

Habrá que esperar todavía mucho para que las alertas sobre el peligro del azúcar lleguen a todo el mundo y el consumo sea producto de una decisión personal informada, como finalmente pasó con los cigarrillos.

El caso sobre los abusos, las mentiras y los males que engendra Facebook a sus suscriptores y al mundo, como todo en esta época de vida electrónica y redes sociales, se regó, en cambio, global y precipitadamente y no ha terminado. Esta no es otra de mis columnas que advierten sobre Facebook, pero debo reiterar la necesidad de estar informados, dadas las nuevas revelaciones sobre la profunda intrusión de la red en las cuentas de sus usuarios que copio aquí de ‘Portafolio’: “Facebook compartió más datos personales de sus usuarios con gigantes tecnológicos como Microsoft, Amazon o Netflix de los que había dado a conocer hasta ahora”.

Si usted es usuario, sin su consentimiento y mientras negaba que eso era lo que estaba haciendo, Facebook autorizó a Microsoft para ver los nombres de sus amistades; a Netflix y Spotify, para leer sus mensajes privados; a Amazon, para acceder a su nombre y su información de contacto; a Yahoo!, para ver lo que publican sus amistades y más y más…

¿Por qué? Para hacer más dinero. Después de todo, tiene el control de los datos de más de 2.200 millones de usuarios para explotar y lo hace con poca transparencia y sin regulaciones de ningún tipo.

Es que los datos personales se han convertido en el producto más preciado de la era digital, comercializados en gran escala por las empresas más poderosas de Silicon Valley y por muchas menos poderosas en otras partes del mundo. No es por asustarlo, pero si a veces tiene la impresión de que lo están espiando, no es paranoia. ¡Es porque usted, como el resto de los usuarios de aplicaciones digitales, es espiado!

Por eso, el tema de esta columna, que es sobre los propósitos para el nuevo año, debe incluir la recomendación de controlar su actividad en Facebook, Instagram, Twitter, Google. Incluido en la advertencia está el espía que lleva en el bolso o en el bolsillo. Entre las diferentes aplicaciones que usa en su teléfono para saber el estado del tiempo, para pedir un Uber, para enterarse de las noticias del día, entre otras, muchas están programadas para rastrear su ubicación.

A cada momento, su portable registra su localización detallada y la envía a empresas que la venden para muchos usos, especialmente publicidad. De ahí que cuando usted busca un tiquete de avión, por ejemplo, en cuestión de instantes recibe ofertas de hoteles, aerolíneas o agencias de viaje.

Con la realidad de la omnipresencia de los teléfonos inteligentes y la precisión de la tecnología, se ha desarrollado una próspera industria de ‘espionaje’ cada vez más intrusiva. Las aplicaciones están husmeando en sus hábitos diarios y saben detalles íntimos de su vida, como adónde fue después del trabajo, a quién visitó, dónde estuvo anoche. Y no mantienen la información en secreto, para el provecho de empresas especializadas que la venden a organizaciones interesadas en analizar, anticipar e influir en su comportamiento. Es un mercado caliente, con ventas que alcanzaron un estimado de $ 21.000 millones este año.

No se puede esperar que los gigantescos monopolios que se benefician de su información personal vayan a arreglar el problema. Por más escándalos como los de Facebook y por muchas promesas que hacen sobre la privacidad de los usuarios, no se les puede creer porque mienten de la misma manera que lo han hecho las compañías de tabaco respecto a su producto y la prevalencia de cáncer del pulmón o las grandes compañías azucareras respecto a la relación directa entre azúcar y obesidad.

Por eso, entre las resoluciones para el 2019, le aconsejo incluir tácticas para neutralizar al espía que lleva con usted.

CECILIA RODRÍGUEZ

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.