Unas vacaciones de perro

Unas vacaciones de perro

Cuando alguien mencione que pasó unas vacaciones de perro, muéranse de la envidia.

06 de enero 2018 , 12:00 a.m.

Cualquier colombiano malpensado, de esos que abundan en nuestro país, interpreta este título como un absoluto desastre, pero no tiene idea de lo que es la vida de los perros... gringos. Mientras que las mujeres de este hogar no se levantaron del computador en medio de bellos días soleados cerca de la playa, Iggi, un golden retriever divino, el perro de la parte estadounidense de la familia, iba a la playa solo para perros, con entrada restringida para los humanos, en la cual disfrutaba durante 5 horas del sol esquivo para las susodichas, del juego con otros perros igual de bellos, inteligentes y consentidos.

Nada de peleas de perros, porque primero se matan entre sí los dueños que permitir que sus cachorros sufran la menor agresión de sus compañeros de playa. No lo van a creer, pero estos ejemplares comparten sus juegos; se prestan las bolas, los palos de madera. Aunque existen duchas para perros para sacarles el agua del mar, de todas maneras, Iggi fue directo a la peluquería, a la que asiste una vez a la semana, lo que no puede hacer su dueña. No debe sorprender, entonces, que a Iggi la gente lo pare en la calle y él pose como cualquier artista, salude, dé la mano y encante, cosa que no logra ningún otro miembro de la familia.

Mientras las mujeres seguían clavadas en el computador, Iggi, cada vez que se aburría, con cara de yo no fui, hacía saber que quería salir a pasear y lograba una inmediata respuesta. Le daban galletas especiales para perro mientras le calentaban el almuerzo gurmé, que tiene una etiqueta con su nombre y una nota que dice que ha sido probado en humanos, y que ocupa el 80 por ciento del congelador familiar.

Al final de las vacaciones, el único rozagante es Iggi, mientras que las mujeres de la familia están pálidas, ojerosas.

Pero lo más interesante es que a Iggi le molesta profundamente que su dueña trabaje más allá de los horarios normales, y, consciente de la equidad de género, empieza primero discretamente a llorarle hasta que pierde la paciencia y le aúlla hasta que logra que ella se meta en la cama. No es precisamente para que descanse quien lleva horas trabajando, sino para que lo arrope y lo consienta hasta que se quede dormido. Cabe notar que la faena no termina ahí, sino que varias veces durante la noche, le hala la almohada para que lo tape de nuevo.

Lo realmente positivo de las vacaciones de Iggi es que odia las compras y especialmente los malls, donde literalmente pierde la paciencia que lo caracteriza, porque es un perro de servicio, es decir, especial. Pero la verdadera razón para su actitud es que, más que cualquiera ser humano, recibe con exagerada frecuencia regalos, que si no llegan por correo están en las maletas de quienes viajan y no se atreven a llegar a este hogar si no le traen obsequios al personaje familiar. Por consiguiente, él es el único que no necesita someterse a la tortura de hacer el plan imprescindible de este periodo, que son las compras en medio de multitudes, en horarios interminables.

Al final de las vacaciones, el único rozagante es Iggi, mientras que las mujeres de la familia están pálidas, ojerosas y con la gran frustración de que perdieron las únicas vacaciones que realmente lo son; nadie normal trabaja durante estos días festivos. Por todo lo anterior, cuando alguien mencione que pasó unas vacaciones de perro, muéranse de la envidia. Con seguridad, le fue mejor que a muchos de los que vivieron esos días como lo hacen los humanos. Gastando lo que no tienen, conviviendo con quien no quieren, asumiendo tareas que desprecian, y en un ajetreo que agota al más adicto a las compras.

Con este relato, absolutamente cierto, se trata de evitar malentendidos y de ponerle un poco de humor a un año que debe sacarnos de las aguas turbias en que nos movimos en el 2017. Feliz 2018.

CECILIA LÓPEZ MONTAÑO
cecilia@cecilialopez.com

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.