Oscuridad y claridad

Oscuridad y claridad

El Gobierno ignora la necesidad de que sus actos tengan la dimensión humanitaria.

12 de noviembre 2019 , 07:00 p.m.

Los españoles volvieron a las urnas ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo para formar un gobierno, en las elecciones de hace siete meses. Si los partidos de izquierda, Psoe y Unidas Podemos (UP), se hubieran puesto de acuerdo en ese momento, ya habrían cumplido un semestre de gobierno. Egos y ambiciones desmedidas, y el bloqueo del partido centrista Ciudadanos y el del derechista Partido Popular lo impidieron.

Ahora, lo que no fue posible en abril, Sánchez, del Psoe, e Iglesias, del UP, lo logran y se unen en un abrazo. El primero será presidente y el segundo, vicepresidente en un gobierno de coalición. Solo les falta lograr el apoyo de otros grupos parlamentarios.

Pero estas elecciones trajeron cambios fundamentales. Los partidos de izquierda bajaron en votos, y subieron los de derecha. Vox, calificado de fascista y franquista, se convierte en el tercer partido, y el centrista Ciudadanos prácticamente desaparece.En consecuencia, Albert Rivera presentó su renuncia como secretario del partido, como diputado al Parlamento y se retira de la política. Asumió toda la responsabilidad.

Parece ser que nuestro tipo de renuncias es distinto. La moción de censura al ministro de Defensa era inevitable. La denuncia de los niños bombardeados era demoledora. Ocultarlo era peor. El ministro estaba caído. Renunció sin asumir la responsabilidad política. Solo parecía causada por “la lectura de la realidad política”. La culpa de lo ocurrido era de otros, no de él.

Su ciega actitud, carente de todo humanismo, fue reforzada por seguidores de su gobierno y por miembros de su partido

En otros países, que también cometen errores de guerra, ya que la guerra de por sí es un error, se suele declarar los hechos y asumirlos. Se habla de ‘daños colaterales’. Terribles hechos, pero confesos. Por el contrario, es inexplicable que el presidente Duque haya salido a defender a ese ministro que renunció ante tantas evidencias; que haya propuesto para él un homenaje nacional; exaltado las acciones tomadas; y sin mencionar ni lamentar la muerte de los niños bombardeados ni expresar sentimientos de condolencia a sus padres. Su ciega actitud, carente de todo humanismo, fue reforzada por seguidores de su gobierno y por miembros de su partido. Tácitamente, justificaron el bombardeo en razón de que los rebeldes toman a los menores como escudo.

Esa actitud inhuma concuerda con otras acciones del Gobierno. Por la ignorancia de la esencia de la diplomacia y su desprecio por una política exterior, el Gobierno, y en especial su Canciller, están dominados por sus fobias políticas, por encima del principio de humanidad. Su campaña presidencial anunciaba la agresión a Venezuela; iniciado el gobierno, no le pasaban al teléfono al canciller de ese país; reconocieron a su pseudo-presidente, y propician maniobras diplomáticas bajo el manto los Estados Unidos de Trump.

No pensaron en la gente. Con graves consecuencias humanitarias, se ha estimulado la entrada masiva de venezolanos pobres, sin darles atención ni apoyo social y económico suficiente. Muchos de estos venezolanos se encuentran cautivos de las mafias que controlan la mendicidad y las calles de las ciudades. Lo humanitario del Gobierno ha sido de dientes para afuera. Ahora, por torpeza y odio, con un reducidísimo y sospechoso grupo, en la ONU nos hemos abstenido de condenar el bloqueo a Cuba. Su ceguera no les permite ver que eso afecta a la población más necesitada.

El Gobierno ignora la necesidad de que sus actos tengan la dimensión humanitaria. No la ha tenido para proteger a los líderes sociales, para defender a los indígenas o para atender a los pobres. No cumple con sus obligaciones humanitarias. Deberían renunciar. La oscuridad de su ideología les impide ver la claridad de lo humano.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.