Adiós a las armas

Adiós a las armas

La paz obliga a la desaparición de las armas. Y eso hizo Doris Salcedo en su obra.

11 de diciembre 2018 , 07:43 p.m.

Los asistentes a la inauguración del salón Fragmentos tenían el alma encogida. Es una obra de Doris Salcedo, fundamental para nuestra historia y nuestro arte. Es una ruptura cualitativa.

La obra envuelve un intenso proceso de reflexión y análisis. Salcedo aceptó el desafío que Santos le propuso. Hacer un monumento con las armas depuestas por la guerrilla. Largas entrevistas con víctimas, muchos dibujos para pensar y descubrir la mejor expresión. Doris decidió hacer el antimonumento a las armas. Nada que ensalzara esos instrumentos de muerte contra colombianos. Las armas traen más armas y las guerras, más guerras. La paz obliga a la desaparición de las armas. Eso hizo Doris.

Se fundieron 8.994 armas de alta capacidad destructiva, entregadas por 13.049 guerrilleros y milicianos, y las fundió para producir 37 toneladas de metal, que se convirtieron en láminas rectangulares. Después fueron martilladas por mujeres víctimas de violación en el accionar de la guerra. Las láminas de acero son el piso de todo el edificio de la exposición, que, sobrio, austero, es apropiado para un antimonumento.

Las armas han desaparecido, se han fundido, y están bajo nuestros pies.

Las armas han desaparecido, se han fundido, y están bajo nuestros pies. Mientras uno está allí siente una terrible energía que sube por nuestro cuerpo desde el suelo. Es el mal al que el país no debe volver. Doris Salcedo cumple con la idea de Aristóteles, de que el arte es dar forma a la esencia de las cosas.

El edifico tiene tres espacios de exposición, inmensos cubos en la tradición de la artista. El arquitecto Rojas ha mantenido las ruinas de la casa derruida que estaba en el lote donde se erige el proyecto. Los muros de adobe que allí quedan recuerdan las destrucciones de las cosas y las gentes que nuestro país ha sufrido y todavía sufre. Pero, lo maravilloso en ese espacio vacío y silencioso, no partidista, que niega la guerra y reafirma el deseo de paz de los excombatientes, tiene el gran valor de que el odio está ausente.

Indudablemente, es un sitio de perdón, así lo dicen las víctimas. En ese sitio tan especial, todo nos recuerda que debemos perdonar, tal como lo han hecho muchas víctimas, y en especial las que colaboraron con Doris. Pero, tampoco hay olvido. Un perdón con olvido es un falso perdón.

En esta obra se evidencian la coherencia, la continuidad y el crecimiento de la artista. Siempre conmovida, presente y solidaria, como el homenaje a Jaime Garzón, con un muro tapizado de flores, o la plaza de Bolívar cubierta como por una mortaja hecha con tejidos que llevaban los nombres de víctimas. Es una artista que sigue las sendas abiertas por otros, como la gran Beatriz González. No en vano, Doris ha llegado a los mejores museos del mundo y tiene renombre internacional.

“Imaginar la luz en medio de la noche”, dice Platón, también citado en el video de presentación. Eso es a lo que nos trae la obra de Salcedo. En medio de esta tiniebla, donde la paz está acosada por varios flancos, es necesario enfatizar lo logrado e imaginar la paz que anhelamos. Sin secuestros, ni bombas unipersonales ni muertos o heridos. Sin armas.

Esta obra exige mantener la esperanza, el optimismo de lograr un país mejor. Un país en donde el diálogo en medio de la controversia nos ayude a comprendernos, a reconocer nuestras culpas y nuestras virtudes, a perdonar y ser perdonados, a ser más solidarios y más equitativos.

Una de las víctimas involucradas en el proceso de creación de Fragmentos dice algo fundamental: “Si es posible fundir las armas, también es posible fundir el odio que nos corroe”. Y esa esperanza es la que impulsa la obra de Salcedo. Ella dice que el pesimismo ya está suficientemente monopolizado por la derecha.

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.