Radiografía preocupante en medio del optimismo

Radiografía preocupante en medio del optimismo

Este país necesita urgentemente una serie de reformas estructurales profundas.

08 de noviembre 2019 , 07:00 p.m.

Suponga que usted es un jugador o jugadora profesional de tenis y que, después de un proceso largo y difícil durante el cual examinaron a fondo su forma de jugar y le sugirieron algunos cambios, fue finalmente admitido o admitida para jugar en un muy exclusivo club con sede en París y solamente 36 socios.

Algún tiempo después vino el presidente del club a Bogotá –un mexicano ilustre y simpático– con sus colaboradores, para informarle sobre las características de su juego y lo que debe hacer para mejorarlo. Le explicaron, con toda clase de gráficas y estadísticas, que los indicadores de su juego son malos y que no está bien frente a sus competidores. Le recomiendan hacer unas modificaciones profundas en su técnica de juego. Pero lo hacen con una gran cordialidad, y aprovechan para celebrar con champaña y declaraciones a los medios la admisión en el club.

Esa fue mi impresión de la presentación del informe de la Ocde sobre Colombia, hace quince días en Bogotá, y de los eventos que la acompañaron. El informe es una magnífica radiografía de la situación de la economía colombiana. La presentación, ‘Hacia una Colombia más prospera e inclusiva’, en la Universidad de los Andes, mostró los avances en materia de reducción de la pobreza, el crecimiento ‘robusto’ de este año (3,4 por ciento), el apropiado manejo de la política monetaria y la inflación contenida dentro del rango establecido por la junta del Banco de la República. Pero, con mucha delicadeza, se señalaron los problemas. Voy a enumerarlos siguiendo los títulos de las diferentes diapositivas.

– ‘Las desigualdades permanecen elevadas’.

– ‘La convergencia hacia niveles de vida más elevados se ha deteriorado’.

– ‘La deuda pública se está estabilizando, pero es vulnerable’.

– ‘Las metas fiscales se revisan frecuentemente’.

– ‘Ingresos fiscales permanecen debajo de países de la Ocde’.

- ‘Mayores ingresos podrían obtenerse por IVA’.

– ‘Pocas personas pagan el impuesto a la renta de las personas físicas’.

– ‘La tributación empresarial permanece elevada, incluso luego de la reforma’.

– ‘La eficiencia del gasto se ve obstaculizada por inflexibilidades’.

– ‘El crecimiento potencial ha caído significativamente’.

– ‘La productividad es baja’.

– ‘El nivel de competencia es débil’.

– ‘La carga regulatoria es elevada’.

– ‘La economía permanece cerrada’.

– ‘La calidad de la infraestructura es baja’.

– ‘Las tarifas arancelarias permanecen elevadas’.

– ‘Las barreras no arancelarias son elevadas’.

– ‘La logística en los puertos y aduanas es costosa’.

– ‘La política social hace poco para reducir la desigualdad’.

– ‘Resultados en educación pueden mejorar’.

– ‘Muchos adultos mayores no reciben una pensión’.

– ‘La informalidad permanece generalizada no obstante las reformas’.

– ‘El salario mínimo es alto, obstaculizando el empleo de los trabajadores poco cualificados’.

– ‘Los costos laborales no salariales son relativamente elevados’.

– ‘El gasto en las políticas activas de empleo es bajo’.

– ‘Los más vulnerables son los que reciben menos capacitación’.

– ‘Muchas mujeres están atrapadas en empleos de baja calidad’.

Del diagnóstico se desprenden recomendaciones específicas para cada uno de los problemas revisados. El mensaje de fondo es que este país necesita urgentemente una serie de reformas estructurales profundas. La duda que queda es si están dadas las condiciones políticas para transitar por esa vía. Si yo fuera el presidente Duque (por fortuna no lo soy), reuniría a los jefes de los partidos políticos y les entregaría copia del informe de la Ocde para empaparlos de los problemas de la economía y la necesidad de enfrentarlos o, al menos, de no agravarlos. Y haría lo mismo con los presidentes de los gremios y de las centrales de trabajadores.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.