En Colombia lo que falta es confianza

En Colombia lo que falta es confianza

Está siendo muy difícil armar el “rompecabezas económico”.

11 de octubre 2019 , 07:16 p.m.

Con mucha frecuencia se comenta que a Colombia se la percibe mejor desde el exterior de lo que vemos los colombianos dentro del país. Que somos pesimistas y nos cuesta trabajo reconocer el buen comportamiento de la economía, lo dicen tanto el Gobierno como los analistas internacionales y, más importante aún, los mercados financieros.

Para los inversionistas extranjeros que miran la región, Colombia es el país de mostrar. Los del grupo MBA (México, Brasil y Argentina), los más grandes de la región, no son atractivos, bien por su crisis económica y la proximidad electoral –como Argentina–, bien por la imprevisibilidad de sus gobiernos –como México y Brasil–.
Perú acaba de dar otra señal de inestabilidad política, aunque su economía va bien. Chile sigue siendo la estrella de la región, pero es un país pequeño y sin alternativas interesantes de inversión. Ecuador no aguanta un pastorejo, y de Venezuela ni hablar.

Quienes miran desde fuera a Colombia y la comparan con Chile y Perú seguramente se sorprenderán al observar que Colombia es el país en el cual la demanda interna está creciendo más rápido, lo mismo que el consumo de los hogares. Yo mismo mostré mi extrañeza cuando, en una reunión la semana pasada, observé las cifras comparativas. Mientras que el crecimiento de la demanda cayó en Chile durante el primer semestre de este año, en Colombia aumentó a una tasa cercana al 5 por ciento. Algo similar sucedió con el consumo de los hogares, que disminuyó en Chile y Perú, y se incrementó en Colombia. Aparentemente, el país está desfasado del ciclo latinoamericano, pues en Chile y Perú, el consumo comenzó a caer desde el primer semestre de 2018, cuando en Colombia comenzaba a aumentar.

El interrogante de fondo es cuál es el elemento que explica el mayor gasto de los hogares en Colombia en una coyuntura en la cual el desempleo aumenta desde hace un año y las estadísticas señalan destrucción de puestos de trabajo y despidos en la industria y en algunos servicios. La construcción, además, anda mal.

Algo raro está pasando. ¿Será que, a pesar de que no encuentran ocupación, los venezolanos han incrementado el consumo nacional? ¿O que las encuestas del Dane recogen ventas en puntos que antes no se incluían en las muestras, como las tiendas de descuento, los D1, ARA o Justo y Bueno de este mundo?

En agosto, el desempleo en las trece principales ciudades fue 11,4 por ciento y a nivel nacional, 10,8 por ciento, lo cual implica que la mayor dinámica económica estaría fuera de las grandes ciudades. Las ventas minoristas arrojan un resultado similar. En julio se aceleraron en Bogotá, Barranquilla y Cali, pero el auge parecería haber sido mayor fuera de las principales ciudades. Está siendo muy difícil armar el “rompecabezas económico” al cual se refería Mauricio Cárdenas en su columna de hace una semana. Ojalá el que lo arme nos contara qué es lo que está pasando.

* * * *

¿Y el pesimismo? Lo atribuyo a que en Colombia no hay confianza en que el futuro nos traerá mejores tiempos. Ni por el lado económico, ni por el político ni por el jurídico.

El país tiene un gigantesco problema fiscal que la clase dirigente no quiere enfrentar.
Las exportaciones, en vez de aumentar, han caído; la cuenta corriente de la balanza de pagos se ha ampliado peligrosamente, y dependemos de los flujos de capital del exterior para financiarla. Hay demasiada incertidumbre jurídica. La corrupción es rampante. Y la perspectiva económica internacional, muy mala, según nos los informan todos los días los gurús mundiales.

La política no genera confianza. La sociedad sigue dividida, y no se ve la intención de unirla y generar consensos para avanzar hacia el futuro.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.