Dieciséis años, dos presidentes

Dieciséis años, dos presidentes

Iniciaron sus mandatos saliendo de una crisis y los terminaron en coyunturas complejas.

27 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

Tiene razón el exministro Mauricio Cárdenas cuando afirma, como lo hizo en su columna de hace una semana en este mismo sitio del periódico, que si se mira la evolución de la economía colombiana en los primeros veinte años del siglo XXI “con cierta distancia y un mínimo de ecuanimidad, no va a encontrar ninguna evidencia para decir que una década fue inequívocamente mejor que la otra”.

Es el ejercicio que hemos venido haciendo con Germán Darío Machado en la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes. Nos pareció que si en el pasado se analizaban con distancia los 16 años del Frente Nacional (1958-1974), había que hacer lo propio con los 16 años durante los cuales gobernaron Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos (2002-2018). Estamos a punto de terminar el trabajo, pero ya hemos encontrado algunas cosas muy interesantes.

La marcha de la economía estuvo determinada en muy buena parte por los vaivenes de la economía mundial. Ambos presidentes iniciaron sus mandatos saliendo de una crisis y los terminaron en coyunturas complejas, determinadas por choques externos.
A Uribe le correspondió la recuperación posterior a la profunda crisis de “fin de siglo” y, al final, hacer frente a la “Gran Recesión”, la crisis financiera internacional de 2008-2009. A Santos le tocó la salida de esa situación y, desde principios de su segundo mandato, ajustarse al desplome del precio internacional del petróleo. El comportamiento de la economía mundial, y particularmente del precio del petróleo, estuvo tras el crecimiento de la economía a lo largo de los 16 años.

En promedio, la tasa de crecimiento entre 2000 y 2018 fue de 4 por ciento anual.
Similar a la que se registró en el siglo XX. En el período 2002-2007, la economía se expandió a un ritmo promedio de 4,5 por ciento y en 2006 y 2007 llegó al 6,8 por ciento. El choque de confianza positivo de la “Seguridad Democrática” fue importante para estimular la inversión. Pero el precio del petróleo, de 30 dólares por barril en 2002, se elevó sostenidamente hasta alcanzar los 100 dólares en 2008. Después cayó a 60 e inició su recuperación en 2010, años en que además la producción aumentó de manera sostenida.

Con posterioridad a la crisis internacional, el precio del petróleo llegó a 110 dólares en 2011. El crecimiento alcanzó 7,4 por ciento ese año, la cifra más alta en los veinte años. El país experimentó una verdadera bonanza petrolera entre 2010 y 2014, con un crecimiento del PIB de 5 por ciento en promedio. En 2013, los ingresos fiscales provenientes de la actividad petrolera representaron el 20 por ciento de los totales de la nación, el 3,3 por ciento del PIB. El totazo de la caída del precio del petróleo en 2014 fue terrible. En 2016, el Gobierno central no recibió ingresos originados en el petróleo. Por tanto, era ineludible introducir una nueva reforma tributaria: la de finales de 2016 que subió el IVA al 19 por ciento.

* * * *

En cualquier circunstancia, manejar una economía como la colombiana es una tarea sumamente compleja y difícil.

Es muy importante, por ejemplo, ponderar el acertado manejo macroeconómico que se imprimió al impacto de la crisis financiera internacional por el Gobierno Uribe y de la junta del Banco de la República: gasto contracíclico y política monetaria expansiva. La economía no se contrajo como en otros países de América Latina. Igualmente necesario es reconocer el esfuerzo del gobierno Santos para ajustar la economía al choque petrolero: aumentar impuestos, reducir el gasto e incrementar la deuda pública. No se entró en recesión ni se perdió la buena calificación internacional. La pobreza cayó, y la desigualdad mejoró.

No tiene sentido incitar a “la guerra de las décadas”. Mejor aprender de la historia reciente y echar para adelante.

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.