La realidad de las empresas en Colombia

La realidad de las empresas en Colombia

Las cifras son abrumadoras: hay 7,2 millones de empresas, de las cuales el 81 % son informales.

04 de diciembre 2020 , 09:25 p. m.

Una consecuencia positiva, no esperada, de la pandemia causada por el coronavirus ha sido estimular el estudio, el análisis y la discusión de los problemas de fondo de la economía colombiana.

Es paradójico. A través de los mecanismos virtuales, muchos economistas y exfuncionarios públicos –viejos y jóvenes, en el país y en el exterior– hemos estado atentos a la presentación de documentos importantes con respecto a los efectos devastadores de la crisis sanitaria y de su manejo, sobre la producción, el empleo, la pobreza y las finanzas públicas. Y hoy en día se tiene un mejor diagnóstico de los problemas económicos y sociales del país que aquel al iniciarse este año extraño que está por terminar.

La crisis de 2020 amplificó la realidad e hizo más fácil observarla y analizarla. La informalidad laboral, por ejemplo. El hecho de que seis de cada diez trabajadores colombianos lo hacen por cuenta propia, arreglándoselas en diferentes actividades para obtener su ingreso, sin derecho a ninguna prestación social, con acceso subsidiado a la salud, y sin afiliación al régimen pensional. Y la magnitud y complejidad de la informalidad empresarial, descrita por el economista mexicano Santiago Levy –director de la Misión de Empleo convocada por el Gobierno– y presentada en el lanzamiento del ‘Informe nacional de competitividad 2020’, ampliamente difundido por los medios la semana pasada.

Las cifras de Levy son abrumadoras. En Colombia se cuentan 7,2 millones de empresas, de las cuales el 81 por ciento son informales y emplean a entre 1 y 3 trabajadores. Solo el 19 por ciento de las empresas son formales, 1,3 millones, y de estas, el 83 por ciento contratan a entre 1 y 3 trabajadores. Lo que quiere decir, en suma, que el 97 por ciento de los empleos en la industria y el comercio se generan en unidades de hasta tres operarios. ¡Y únicamente 72 empresas emplean a más de 11 personas en el país!

Es apenas obvio, entonces, que la productividad de la economía sea baja y no pueda elevarse. Así no es posible crecer a ritmos altos e impulsar la expansión de esas unidades tan pequeñas es muy difícil; no acceden al crédito bancario, no capacitan su gente, no pueden innovar. Entiende uno la queja de las pequeñas empresas de no haber recibido apoyo alguno del Gobierno durante la cuarentena porque todas las medidas estaban dirigidas a empresas formales, al día en sus pagos de impuestos y de seguridad social. Programas como el Paef tampoco son aplicables a este universo de empresas informales, dispersas y muy pequeñas.

Ahora bien, para Levy es claro que las regulaciones laborales gravan la formalidad, por lo cual sería necesario “desvincular aspectos importantes de la protección social del estatus laboral de las personas... Quitar trabas a las empresas y a los trabajadores y permitir que aquellos en empresas de uno a tres trabajadores, muy improductivas, puedan trabajar en una empresa de 60 u 80 trabajadores, probablemente mucho más productivas” (‘Productividad en Colombia ha sido bastante mediocre’, EL TIEMPO, 25 de noviembre de 2020, p. 1.19).

Lo que trae a cuento nuevamente la urgencia de los programas de capacitación laboral en el Sena y en los institutos técnicos, no solamente para los desempleados sino para los trabajadores de las pequeñas empresas. Se trataría de cursos de corta duración para ‘estudiantes remunerados por el Estado’ con un ingreso similar al del programa Jóvenes en Acción.

* * * *

Los programas de emergencia para generar empleos son urgentes en este momento. Pero no puede echarse en el olvido una reforma laboral, cuyos elementos son bien conocidos y que la economía pide a gritos, con la excusa de que no hay ambiente político para su aprobación. ¿En dónde queda la realidad?

Carlos Caballero Argáez

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.