Protestas estudiantiles

Protestas estudiantiles

El paro estudiantil, que lleva más de un mes, ha incluido múltiples exigencias.

02 de diciembre 2018 , 11:38 p.m.

Es bastante preocupante la situación que se ha venido presentando en las protestas estudiantiles. Lo que comenzó con manifestaciones pacíficas de estudiantes, que por supuesto son de inconformidad y deben ser aceptadas y permitidas, se transformó, en algunos casos, en manifestaciones violentas que ocasionaron serios perjuicios a los habitantes de varias ciudades, entre ellas Bogotá, y deben ser rechazadas por la ciudadanía.

Los perjuicios son soportados principalmente por personas trabajadoras, a quienes se les alargan injustamente sus jornadas de trabajo con prolongadas demoras en los sistemas de transporte. Es fundamental que las manifestaciones se hagan en forma pacífica para que la exigencia de sus solicitudes no ocasione, además, perjuicios para el resto de la ciudadanía y costosos daños en propiedades públicas y privadas.

El paro estudiantil, que lleva más de un mes, ha incluido múltiples exigencias. Algunas, como el incremento de aportes para las universidades públicas y el respeto a las diferentes movilizaciones, han sido solucionadas y otras están siendo analizadas. Entre estas últimas hay algunas que ocasionarían serios perjuicios a la educación superior. La principal, pues va en contravía de la calidad de la educación superior, es la que solicita que no se condicionen las actividades de las instituciones de educación superior (IES) a la realización de procesos de acreditación; procesos que, establecidos por la Ley 30 de 1992, indudablemente han contribuido a mejorar, así sea lentamente, la calidad de la educación superior. Actualmente hay 53 de 293 instituciones acreditadas.

Dentro del planeamiento futuro del sistema de educación es muy importante tener en cuenta los resultados del censo, según los cuales la población es de 45 millones y no de 50, y que la población menor de 25 años decreció 15 % con relación a la proyectada.

El tema de la financiación de la educación superior, en el cual se solicita la condonación de las obligaciones de los estudiantes con el Icetex, requiere un análisis muy cuidadoso y está ligado a las deudas adquiridas por los estudiantes del programa Ser Pilo Paga que abandonan sus estudios. Una posibilidad para el futuro que merece ser considerada es que la responsabilidad de estas deudas de los estudiantes que desertan pueda ser compartida entre las IES y los estudiantes.

Adicionalmente, se solicita el congelamiento de las matrículas de las IES privadas, algo inconstitucional, que además revive una inconveniente e irreal división entre IES públicas y privadas, cuando lo necesario son puntos de encuentro entre las diferentes IES, para que conjuntamente contribuyan a mejorar la calidad de la educación superior en Colombia.

Ausente de las solicitudes formuladas está la relacionada con la deserción estudiantil, que es tal vez uno de los principales problemas de la educación superior en Colombia y en muchos otros países. Aquí, uno de cada dos estudiantes universitarios no finaliza exitosamente sus estudios y dos de cada tres estudiantes de formación técnica y tecnológica no lo hacen.

Además de la frustración de estos estudiantes, constituye un desperdicio de recursos, pues las IES cuentan con la capacidad técnica y financiera para formarlos totalmente. Este problema amerita un cuidadoso análisis integral, pues está relacionado con toda la educación previa a la educación superior, con la selección de la disciplina de estudio y con esquemas de consejería profesoral y de colegas estudiantes.

Es ilógico que mientras se solicitan mayores recursos para la educación superior se desatiendan los llamados de varios rectores de volver a las aulas para no perder un semestre y se desaprovechen los recursos disponibles para atender a los educandos. Se debería retomar el dialogo en la búsqueda de soluciones viables y constructivas que contribuyan efectivamente a un avance de la educación superior, fundamental para el progreso del país.

CARLOS ANGULO GALVIS

Columnistas

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.