close
close
Secciones
Síguenos en:
Colombia encantada

Colombia encantada

‘Encanto’, de Disney, es una hermosa versión de la Colombia de las maravillas.

08 de diciembre 2021 , 09:25 p. m.

Las imaginaciones extranjeras sobre Colombia se mueven en dos ejes: el del mal, país de narcos, guerrilleros violentos, paramilitares, y el eje maravilloso, entonces el realismo mágico, la costa caribeña, cumbia y la preciosidad de sus paisajes. El país es severamente recortado y desaparece de ese cuadro la vida moderna y urbana, hasta el punto de que Bogotá, una de las obras maestras de la arquitectura del ladrillo, se pliega para el mundo a uno de esos dos ejes sin imagen propia.

‘Encanto’, de Disney, es una hermosa versión de la Colombia de las maravillas. Repensada por varios años con equipos tanto de la producción como nacionales, se sumergieron en nuestras diferencias regionales, como hace una investigación académica, pero sin perder su sentido de entretenimiento. Concluyen con una Colombia campechana y soñadora, en tres talantes: geografía majestuosa; vitalidad de su gente en diario vivir, familia, comida, trajes, fiestas, música y diversidad étnica. Un cartel de turismo lo sintetiza: ‘Si quiere ver negros, vaya a Brasil, indígenas lo esperan Bolivia o Perú; blancos, en Argentina: pero si quiere ver todo a la vez, esa es Colombia’.

Sobresalientes su construcción visual, las figuraciones de sus personajes, y pulcra su edición digital, todo en una animación hecha con creatividad y afecto. No digo lo mismo de su desbaratado y atropellado guion literario, que impide seguir a sus personajes y motivaciones y resulta una masa confusa. La dirección, además, le imprimió una indeseable arritmia, no va ‘in crescendo’, sino que sube y baja, y muchas veces uno cree que ya ha terminado, pero vuelve a coger impulso; es el caso de la música, que podría ser la pauta del ritmo y la colombianidad más sabrosa, pero aparecen canciones sueltas pegadas al guion, como un adorno, y terminan en franco desperdicio e incoherencia. La dirección de ‘Encanto’, con la mejor intención por Colombia, termina sobrecargando la narración sin elegir un foco que conecte desde dónde contarnos y emocionarnos, lo que impide que al final, en la algarabía, el público aplauda conmovido.

Pero no se puede menos que agradecer tan espléndido gesto; a los colombianos, acostumbrados a ser maltratados, nos despiertan un día con tan exótico regalo, que para muchos les devuelve el orgullo del país de tanta belleza geográfica y humana. Nunca hubiese pensado que semejantes guiño amoroso viniese nada menos que de Mr. Disney y su reconocida industria de cuentos fabulosos.

ARMANDO SILVA
ciudadesimaginadas@gmail.com

(Lea todas las columnas de Armando Silva en EL TIEMPO aquí).

Más de Armando Silva

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.