Candidatos en escena

Candidatos en escena

La relación entre políticos y TV es deseada pero imprevisible. 

06 de octubre 2019 , 11:36 p.m.

Los políticos no están propiamente de moda. Al contrario, se sospecha de ellos, se les carga buena parte de los desastres del globo. Las ciudades y sus políticos podrían tener algo distinto; de ellos se esperan asuntos más concretos y cotidianos, transporte, seguridad, vivienda, espacio público, aire, equilibrios sociales. Los medios, de su parte, se han visto en la necesidad de inventarse nuevas maneras para mostrarlos, en plena época de datos, redes y performatividades. Las pasadas emisiones de Caracol (29 de septiembre) y Citytv (30 de septiembre) mostraron a los aspirantes a la alcaldía de Bogotá bajo nuevos formatos que aceleran la propiedad de la TV de desvanecer lo que se dice y dejar en su lugar, más bien, el gesto, una imagen.

Con decir “no construiré el metro”, H. Morris se recordará con índice negativo. El mayor deseo bogotano, que está a punto de ser realidad, promete aniquilarlo; ‘La Silla Vacía’ escribe que hacer otro subterráneo a partir de lo que hay es pura charlatanería. El gesto de C. López de vestirse de payasa es visual; con su audacia se ubica en la escena como la más relajada de todos, responde el chiste con chiste. Sentar cátedra con datos y autorreconocerse como el que terminó, al ser parte del actual gobierno, haciendo lo que no hicieron las pasadas alcaldías, hospitales, parques, colegios, recuperando ollas criminales... deja la impresión de un M. Uribe como el que más sabe de la ciudad. Mirar la cámara y decir “yo mismo seré el primer policía en todos los barrios” deja la imagen de un F. Galán luchador, que refuerza con un buen sentido de equilibrio en su cadencia verbal y varios ademanes seguros, que pueden emparentarse con lo que más se pide: seguridad.

Caracol, al estilo ‘youtuber’ (Juanpis González), llevó a los candidatos al límite de la actuación. Un alcalde no se nombra para que sea payaso o se disfrace de mujer, solo que la TV ama el espectáculo, y sirvió para ver cómo se desenvuelven ellos en apuros. Citytv los puso a mirar a la cámara y responder a 3 expertos. Puestos uno frente al otro, cada candidato busca ajustarles un golpe de gracia a sus oponentes y salvarse de su sacrificio. La relación entre políticos y TV es deseada pero imprevisible. Un gesto puede conducir a un triunfo o a una derrota definitiva de un político. Incluso, estos ‘shows’ se consumen en el esplendor de lo efímero e irrepetible: volver a vestir a los candidatos de payasos puede acabar con ellos... y con el programa.

ARMANDO SILVA
ciudadesimaginadas@gmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.