Arte en Bogotá

Arte en Bogotá

Llenar una ciudad con arte es meter a la ciudadanía en otras lógicas.

23 de septiembre 2019 , 07:00 p.m.

Bogotá se posiciona como lugar donde pasan cosas de arte. Y septiembre parece ser el mes de su gran destello por la multiplicidad de eventos que ocurren en simultánea. Se abre el 45.º Salón Nacional de Arte, que regresa a Bogotá y se extenderá por dos meses, con la originalidad de que se expone de modo “descentrado”, como lo planteó su curador, Alejandro Martín, y entonces se pueden ver obras ‘en sitio’ en la plaza de España (recuperada), videoinstalaciones en la Santa Fe, performances en el Odeón o fotos en el parqueadero (Banco de la República). Acaba de concluir Artbo, y en sus 15 años de existencia se puede ver que movió no solo el mercado, sino que afectó la urbe en varias manifestaciones estéticas y de arte, además de crearse dentro de su impulso distintas ferias alternativas, como Odeón, ‘un millón’ o Barcú, que este año se extiende a varios lugares del barrio La Candelaria para hacer música o “tomarse casas”: dentro de este escenario, en el Chorro de Quevedo, se pueden recorrer varias Meninas de Velázquez instaladas por la fundación Corazón Verde.

Y este septiembre colorido de arte es parte de lo que Bogotá ha venido construyendo con paciencia y con eficacia en varios frentes. Se creó el Distrito Arte, en el barrio San Felipe, con más de 20 galerías, convirtiendo varios locales en talleres de experimentación sobre arte y naturaleza o arte y tecnología, o bien adaptándolas para casa de artistas invitados del exterior; se abren nuevas galerías, en cambio de cerrarse, y cada una con nuevas propuestas (Balsa, con exposiciones de Europa Oriental) y se llega al punto de una sectorización, como lo ha logrado Arteria, periódico de arte que nos ha diseñado el mapa con los recorridos de arte según zonas: norte, centro, Chapinero o Nogal. También el grafiti y el arte urbano tienen en Bogotá (junto a Nueva York y São Paulo) uno de los espacios más poderosos a nivel internacional, con inmensas galerías callejeras en Ciudad Bolívar, calle 26 o Minuto de Dios.

Llenar una ciudad con arte es meter a la ciudadanía en otras lógicas. El arte, por su naturaleza, contribuye a apartarnos de la rutina mediática y de la política que nos envuelve y nos gasta todos los días. Tal vez sea ver el mundo desde otro lado. La multiplicidad de maneras de hacer arte hoy nos puede dejar una ecuación: si pensamos el mundo desde el arte, buscamos otra lógica del pensamiento y, entonces, otra ciudad.

ciudadesimaginadas@gmail.com

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.