Situación imprevisible en Oriente Próximo

Situación imprevisible en Oriente Próximo

Tensión en entorno de Irán ha incrementado tras ruptura de EE. UU. del pacto de desarme nuclear.

19 de mayo 2019 , 01:43 a.m.

En los últimos días se ha incrementado en niveles alarmantes la tensión en el entorno de Irán, con la consolidación de la ruptura de Estados Unidos del pacto de desarme nuclear al que llegaron las grandes potencias mundiales con la república de los ayatolás, después de 12 años de negociaciones, el acuerdo más importante de las últimas décadas en materia de desarme al que, en contraste, Donald Trump consideró “el peor acuerdo firmado jamás por Estados Unidos”, prometiendo romperlo en cuanto alcanzara la presidencia.

Su antecesor en el cargo, Barack Obama, logró en julio de 2015, acompañado de los seis países con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y Alemania, su conquista más significativa en política exterior: el Plan de Acción Global Común, que consiguió desactivar un riesgo estratégico de primer orden como era el desarrollo como potencia nuclear militar de la República Islámica de Irán. Tras el acuerdo, los persas aceptaban abandonar su programa militar a cambio de que el mundo pusiera fin a 35 años de sanciones y bloqueos a que estaban sometidos.

Irán cumplió su compromiso y se prestó a las inspecciones periódicas de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, que verificó la clausura de miles de instalaciones, el desmantelamiento del reactor de plutonio de Arak y la venta a otros países de su material nuclear de posible reutilización militar. Nada de esto sirvió al presidente estadounidense, Donald Trump. Presionado por sus aliados en la zona –especialmente Israel y Arabia Saudí–, cesó al secretario de Estado Rex Tillerson, partidario de mantener el tratado con Irán, para sustituirlo por el ‘halcón’ Mike Pompeo, exjefe de la CIA, quien secundó en la política guerrera al consejero de seguridad John Bolton. Ambos se habían manifestado partidarios, pura y simplemente, de borrar a Irán del mapa de Oriente Próximo lo más pronto posible, empezando por hundir su economía.

En esta línea, un año después de iniciar la ruptura del Tratado Nuclear, Trump reafirmó en las últimas semanas las sanciones a quienes compren petróleo a Irán, su principal exportación. Es importante destacar que, tras la firma del acuerdo en 2015, las potencias europeas iniciaron una intensa implantación y actividad comercial en la República Islámica, especialmente Francia y Alemania, que instalaron en su suelo factorías como Airbus, Siemens o Peugeot. Uno de los primeros momentos en que la Unión puso en marcha una política exterior propia.

Los bloqueos aplicados por Estados Unidos han causado en los últimos meses efectos brutales para la economía iraní. La máxima autoridad de la República, el ayatolá Rohaní, dijo “basta” y convocó a los signatarios del Tratado de Suspensión Nuclear, Alemania, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, para pedirles que cumplan sus compromisos de colaboración con Irán, especialmente en los campos petrolero y bancario, dando un plazo de 60 días. Por el momento, la máxima autoridad iraní ha reafirmado la ruptura parcial del acuerdo nuclear: Irán deja de limitar sus reservas de agua pesada y uranio enriquecido procedentes del uso civil de la energía nuclear que pueden servir para la fabricación de la bomba (dos puntos del tratado) y anuncia la reactivación de algunas instalaciones clausuradas.

Simultáneamente, Estados Unidos ha enviado varios bombarderos a su base de Catar, así como el portaviones Abraham Lincoln (6.000 tripulantes), mientras el alto responsable del Consejo de Seguridad Nacional, Tim Morrison, anunciaba, según ‘The New York Times’, “nuevas sanciones contra Irán, pronto, muy pronto”. Por su parte, el máximo dirigente israelí, Benjamín Netanyahu, acaba de afirmar que “no tolerará la escalada nuclear iraní”: ¿inminente bombardeo a sus instalaciones?

Asistimos a los peores presagios en mucho tiempo en la zona más inestable del planeta. Cualquier chispa o ‘incidente’ inopinado podría hacer estallar el polvorín.

ANTONIO ALBIÑANA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.