Semana decisiva en Estados Unidos

Semana decisiva en Estados Unidos

Discurso de Estado de la Unión de Trump fue en realidad el punto de partida de su campaña electoral.

08 de febrero 2020 , 11:32 p.m.

En los últimos días se han precipitado acontecimientos que van a marcar el futuro estadounidense y la carrera hacia las próximas elecciones presidenciales, por celebrarse el primer martes de noviembre. En algunos de estos acontecimientos también se ha puesto a prueba la salud democrática del sistema.

El martes pasado, el presidente Trump dirigió el tradicional discurso sobre ‘El estado de la Unión’, aprovechando para pregonar sus presuntos logros económicos, militares y sociales, en una alocución plagada de mentiras, medias verdades y exageraciones, que han diseccionado algunos medios. El discurso fue en realidad el punto de partida de su campaña electoral, con la correspondiente coreografía de grupos de senadores que lo interrumpían al grito de “¡Cuatro años más!”. El presidente se dirigía a un país dividido, con las instituciones en crisis y sin prestigio internacional. No faltó un ataque contra la emigración, vinculándola a la criminalidad.

El día anterior se producían las elecciones primarias (‘caucus’) en el estado de Iowa, donde los demócratas hicieron el más soberano de los ridículos, sin ser capaces de ofrecer los resultados de las votaciones hasta pasado más de un día y ofreciendo un espectáculo en el que cada candidato difundía que había sido el ganador. Ganó por poco el joven Pete Buttiggieg, sin más experiencia que haber sido alcalde de provincias. En segundo lugar, el candidato más potente, Bernie Sanders, con un sólido discurso socialdemócrata, que él pregona abiertamente como “socialista”, cuando para la América profunda esta palabra significa ‘anatema y defenestración’. Contra Sanders se ha pronunciado fuertemente Hillary Clinton (la heroína de la destrucción de Libia) con una radical oposición. Tercero, el exvicepresidente Joe Biden, que aparece como un caballo cansado.

En definitiva, los demócratas han presentado en estas primarias de Iowa una imagen de torpeza, resquebrajamiento y desunión interna que los electores no perdonan. Como señalaba ‘The New York Times’: “Decenas de millones de americanos desamparados que buscan desembarazarse de un presidente inepto y amoral merecen algo mejor, no se puede comenzar así”.

Sobre el proceso de destitución o ‘impeachment’, del que Trump salió victorioso el miércoles, se han ocupado ampliamente los medios. Con solo 16 días, ha sido el juicio más corto y menos garantista de la historia. Ningún testigo, ni un solo documento, después de una primera fase en la que se presentaron 28.000 páginas de evidencias por parte de decenas de diplomáticos de alto rango y cargos de seguridad que probaban los dos cargos: abuso de poder y obstrucción de la investigación. Ganó la aprisionadora de votos republicanos en el Senado. En el ‘juicio político’ no rige la ética ni la gravedad de la conducta de un presidente, todo se decide por el número de votos. Como señalaba el politólogo Fernando Onega: “Llamarle a eso justicia, incluso llamarle juicio, es una manifiesta exageración”.

P. S. Avanzan las mujeres en el mundo. Los últimos meses han registrado el ascenso de mujeres a los niveles más altos de la gestión política internacional. La alemana Ursula von der Leyen ha pasado a ocupar la Presidencia de la Comisión Europea. Mientras que Ekatelini Sakelaroputu, una magistrada progresista, ha sido elegida para regir los destinos de Grecia. Jacinta Arden gobierna Nueva Zelanda con unas políticas innovadoras en materia ecologista y de bienestar humano, mientras que en Finlandia ha sido nombrada primera ministra Sanna Marin, de 34 años. Sin salir del mundo nórdico, Erna Solberg gobierna Noruega, y Mette Frederiksen es la jefa del Gobierno de Dinamarca. A nivel global, las mujeres ocupan el 30 % de posiciones ministeriales y el 23,2 % en el conjunto de los parlamentos. Sin embargo, en muchas zonas del mundo la mujer aún se enfrenta a obstáculos para su participación política y a estereotipos culturales que implican su discriminación. Queda mucho camino por recorrer.

ANTONIO ALBIÑANA

Empodera tu conocimiento

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.